GLENDALE, Arizona — Darius Slay regresó una intercepción 67 yardas para touchdown y Detroit venció ayer 17-3 a unos inofensivos Cardinals, para la primera victoria de los Lions en Arizona desde 1993.

Slay se paró enfrente del receptor Trent Sherfield, interceptó el pase de Josh Rosen y corrió pegado a la banda para la anotación en el tercer cuarto, mientras los Lions (5-8) ponían fin a una racha de ocho derrotas en el desierto.

Arizona (3-10) evitó ser blanqueado con un gol de campo de 22 yardas de Zane Gonzalez que puso el marcador 10-3 con 8:14 por jugar.

Rosen completó cuatro de seis pases para llevar a Arizona a la yarda cinco de los visitantes, pero un pase dirigido a Larry Fitzgerald fue incompleto y los Cardinals, que dejaron su marca como locales en 1-6, tuvieron que conformarse con el gol de campo.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Tras la subsecuente patada de salida, Detroit avanzó 75 yardas en siete jugadas, con la ayuda de un castigo por interferencia de pase contra Budda Baker, y una carrera de una yarda de Zach Zenner para anotación con 4:05 en el reloj despegó a los visitantes de manera definitiva.