Britain Soccer Premier League

Jürgen Klopp se recompuso, soltó una pequeña risa y se frotó la nariz.

El técnico del Liverpool acababa de ver a su cuadro colapsar ante el Leicester en una derrota el sábado por 3-1, que representa el tercer descalabro consecutivo en su decayente defensa del título de la Liga Premier inglesa, y a Klopp le preguntaron si la defensa había acabado, incluso cuando aún quedan tres meses de temporada.

"Sí", comentó eventualmente Klopp. "No lo puedo creer. Pero sí".

De hecho, la caída del Liverpool ha sido desconcertante en las últimas seis semanas. Desde que aplastaron 7-0 al Crystal Palace justo antes de Navidad, los campeones sólo han salido victoriosos de dos de sus 10 partidos de la liga inglesa y están ahogándose en sus carencias defensivas.

Se ubican en el cuarto sitio de la tabla general y 13 puntos detrás del líder Manchester City, que superó 3-0 al Tottenham el sábado para hilvanar su 11er triunfo. El City tiene un partido menos que el Liverpool y el segundo sitio Leicester, que está a siete puntos de distancia.

"No creo que podamos recortar esa brecha este año, para ser honesto", comentó Klopp, cuyo equipo podría incluso tener problemas para terminar dentro de los primeros cuatro sitios de la tabla.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Un rayo de luz para los rivales del City podría ser una lesión que la estrella del equipo ha sufrido en las últimas semanas; Ilkay Gundogan abandonó el campo cojeando y sobándose la ingle derecha. Pero no antes de que marcara dos goles, el segundo tras recibir un pase del arquero brasileño Ederson Moraes, para ampliar la mejor racha goleadora de su carrera.

Con ello, Gundogan registra 11 goles en sus últimos 12 partidos de liga.

También marcó un doblete en la victoria por 4-1 contra el Liverpool el fin de semana pasado, y luego del encuentro Klopp básicamente reconoció que es probable que nadie pueda detener al City.

Seis días después, esa impresión se confirmó.

En otros duelos, el Burnley se impuso 3-0 al Crystal Palace para ponerse a 11 puntos de distancia de la zona de descenso.

Más tarde, el Aston Villa visita a Brighton.