Mónica Puig

Mónica Puig anunció el domingo que se sometió a una nueva cirugía en su hombro derecho. 

Mónica Puig todavía pudiera ser considerada para ser la abanderada de la delegación de Puerto Rico en los Juegos Olímpicos de Tokio.

A pesar de que la medallista de oro olímpica en Río 2016 no tenía su clasificación asegurada a las Olimpiadas y anunció que desistió de intentar cualquier otra oportunidad tras someterse a una nueva cirugía en su hombro derecho, esta todavía pudiera portar la Monoestrellada en Japón.

“En la historia de los Juegos Olímpicos ha habido gente que ha llevado la bandera sin ser competidor de los Juegos. Los más recientes fueron Manny Pacquiao, de Filipinas, y Alexis Argüello, que lo hizo por Nicaragua. Ellos fueron abanderados y no compitieron”, aclaró el investigador y periodista puertorriqueño Carlos Uriarte a EL VOCERO.

El púgil filipino cargó con la bandera de su país durante la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, aunque no formaba parte de la delegación oficial. Para ese entonces, el apodado Pacman recién se había coronado como campeón mundial de peso ligero por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y todavía no se había aprobado el ingreso de peleadores profesionales a la justa veraniega.

El caso de Argüello fue prácticamente el mismo y para la misma justa olímpica. El entonces extriple campeón mundial de boxeo fue seleccionado como abanderado de Nicaragua por petición del actual presidente nicaragüense Daniel Ortega.

Sin embargo, Puerto Rico también tuvo un caso similar, según relató Uriarte, quien lleva investigando y cubriendo eventos deportivos desde 1977.

“En el caso nuestro, en 1956, el que llevó la bandera no era atleta. Era el jefe de misión Daniel Cintrón”, recordó. “Si el Copur (Comité Olímpico de Puerto Rico) decide (considerar a Puig), no debe haber ningún impedimento para que ella sea considerada”.

De hecho, el Comité Olímpico Internacional (COI) no tiene ningún inciso en su reglamento que así lo impida.

Eso sí, de por medio todavía hay una pandemia (covid-19) y los protocolos para entrar a Tokio son bien estrictos. La entrada a la Villa Olímpica será únicamente para los atletas y personal administrativo esencial. En ese sentido, Puig la tendría difícil para llegar a la justa olímpica.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

De otra parte, Uriarte también aclaró que el condecorado velerista puertorriqueño Enrique “Quique” Figueroa también pudiera ser un candidato para cargar la insignia boricua a pesar de que ya lo hizo en Sídney 2000.

Este indicó que la constitución del Copur, con fecha de 2018 que aparece en su portal, no menciona nada al respecto ni tampoco el COI. El excanastero Yao Ming fue abanderado de China en dos ocasiones (Atenas 2004 y Beijing 2008).

Puerto Rico ha repetido abanderados en Juegos Centroamericanos y del Caribe y Juegos Panamericanos, como fueron los casos del levantador de pesos Roberto Santana (México 1954 y 1955) y Fernando Torres (Barranquilla 1946 y Guatemala 1955), según detalló Uriarte.

Para la justa de Tokio, el COI solo cambió el reglamento para que los comités olímpicos de cada país tuvieran la opción de escoger a un hombre y una mujer para ser abanderados y desfilar juntos por el Estadio Nacional de Tokio.

Si Puig no es considerada, otros candidatos y candidatas en las quinielas para cargar la Monoestrellada son Adriana Díaz, Brian Afanador (tenis de mesa), Pamela Rosado (baloncesto), Wesley Vázquez (atletismo) y Figueroa (vela), que va para sus quintos y últimos Juegos Olímpicos.

Los nombres de los abanderados serán sometidos al comité ejecutivo del Copur el 30 de junio. El 1 de julio será el abanderamiento.

El último abanderado olímpico en Río 2016 fue el medallista de plata en Londres 2012, el luchador Jaime Espinal.