> Suministrada / Atenienses de Manatí

Los Atenienses celebran luego vencer a los Criollos.

Los Atenienses se apuntaron su segundo triunfo en su estadio.

Con un ramillete de tres anotaciones en la parte baja del noveno, Manatí derrotó el martes 5-4 a los Criollos de Caguas en un partido escenificado en el estadio Pedro Román Meléndez, hogar de los Atenienses.

Noel Cuevas abrió la última tanda ofensiva con doble ante el lanzador Miguel Mejía. Acto seguido, fue remolcado por indiscutible de José Sermo para acortar la ventaja 4-3. El lanzador criollo retiró a Takahiro Okada con elevado a la intermedia para el primer hombre fuera.

Mario Feliciano consumió el turno como emergente por Yadiel Rivera y pegó imparable en el que Sermo se movió hasta la segunda almohadilla. Kevin Santa sustituyó a Feliciano como corredor en la inicial antes de que Juan Centeno fuera retirado con otro elevado al jardín central.

Con un imparable de Rey Navarro, Sermo anotó la carrera del empate (4-4) y Ray-Patrick Didder pegó el indiscutible de la victoria remolcando a Santa desde la antesala.

Caguas quebró el empate a dos carreras en la parte alta de la novena entrada. Sam Travis conectó sencillo con uno retirado frente al lanzador Anthony Gose, quien asumió el montículo en sustitución de Jorge Pantoja.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Brian Rey entró como corredor emergente, mientras que Wilfredo Rodríguez consumió el turno por Hisanori Yasuda. Gose retiró por la vía del ponche a Rodríguez para el segundo hombre retirado antes de que Jeffrey Domínguez conectara el cuadrangular que le dio la ventaja 4-2 a Caguas.

Los Criollos marcaron sus primeras dos anotaciones en la parte alta del quinto acto. En la parte baja, Manatí empató el partido luego de que Irving Falú conectara el doblete impulsador de Centeno y Navarro. 

La victoria correspondió para Gose, que lanzó una entrada con dos imparables y dos carreras anotadas. Ponchó un par. Mejía cargó con el revés en dos tercios de labor en las que permitió cinco inatrapables y tres carreras.