SAO PAULO (AP) — Lionel Messi fue expulsado por segunda vez en su carrera tras ver una roja directa en el partido que Argentina le ganó el sábado 2-1 a Chile para llevarse el tercer lugar de la Copa América.

La expulsión del capitán argentina se produjo a los 37 minutos tras un forcejo con el defensor Gary Medel, quien también vio la roja.

Ambas expulsiones de Messi han sido con la selección. La otra se dio en su debut como albiceleste, jugando en un amistoso ante Hungría en agosto de 2005. Nunca ha sido expulsado con su club, el Barcelona.

Messi y Medel se encararon tras pugnar por un balón en una de las líneas de fondo en la Arena Corinthians.

Medel reaccionó molesto por una entrada de Messi para tratar de ganarle el balón. El jugador chileno confrontó al astro argentino, quien no cedió. Ambos empezaron a darse empellones con el pecho y hombres.

El árbitro paraguayo Mario Díaz de Vivar apareció para expulsarles.

Ambos equipos se quejaron airadamente, con los jugadores ensartándose en dilatadas discusiones. Se debieron esperar varios minutos hasta que Messi y Medel finalmente se retiraron de la cancha.

Argentina se había adelantado ante Chile gracias a los goles de Sergio Agüero y Paulo Dybala. Messi dio la asistencia en el tanto de Agüero. Chile descontó por un penal ejecutado por Arturo Vidal en el segundo tiempo.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Fue un partido ríspida desde el vamos en Sao Paulo, con varias faltas fuertes por ambos equipos.

El partido reeditó las finales de las últimas ediciones del torneo continentales, ambas ganadas por Chile en definiciones por penales.

Argentina, con una sequía de 26 años sin coronarse campeón en las grandes citas, cayó contra Brasil en las semifinales. Chile perdió ante Perú.