Carlos Beltrán

NUEVA YORK — Los Astros y los Medias Rojas tomaron la decisión de echar a sus managers, después de que la oficina de las Grandes Ligas concluyó que estaban involucrados en el robo de señas. En tanto, los Mets han guardado silencio sobre el futuro de Carlos Beltrán.

Houston destituyó a AJ Hinch el lunes, una hora después de que el comisionado Rob Manfred dio a conocer sus hallazgos sobre el caso. Boston tardó 29 horas y media en anunciar el martes la salida del piloto boricua Alex Cora.

Pero Beltrán sigue en el limbo. Los Mets se han negado a decir si su nuevo manager se queda o se va.

En el anuncio de nueve cuartillas que emitió Manfred, Beltrán fue el único pelotero identificado por su nombre dentro del ardid para robar las señas.

“Tienen que despedir a Carlos Beltrán”, dijo Mak Teixeira, quien fue compañero del puertorriqueño en los Yanquis de Nueva York y trabaja actualmente como analista en ESPN. “No hay forma de que Carlos Beltrán, particularmente en la olla de presión que es Nueva York, pueda ser el manager... No puedes tener a este tipo liderando tu equipo. Los diarios de Nueva York, el Daily News, el Post y todos los tabloides se van a devorar a Carlos Beltrán cada día hasta que sea despedido”.

Cora era asistente del manager de los Astros en 2017, y fue descrito por las mayores como el autor intelectual del artificio para robar señales. Se colocó una cámara detrás del jardín central y un monitor cerca de la cueva, a fin de captar las señales de los receptores rivales.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

“Cuando habían transcurrido aproximadamente dos meses de la temporada de 2017, un grupo de jugadores, incluido Carlos Beltrán, discutió que el equipo podía mejorar en la decodificación de las señales de los equipos contrarios y en la manera de comunicarlas al bateador”, escribió Manfred.

Hinch y el gerente general de los Astros, Jeff Luhnow, fueron suspendidos por una temporada, antes de que el dueño Jim Crane los despidiera. Manfred decidió no sancionar a los jugadores _el 2017 representó la última temporada de Beltrán como pelotero.

La gerencia de los Mets deberá ponderar si Beltrán puede ser un líder efectivo tras esta conducta. ¿Lo verán los peloteros jóvenes como un tramposo que los instará a infringir las reglas? ¿Se volverá el boricua más bien tímido, ante el temor de atraer la atención de los investigadores de las Grandes Ligas?

¿Cuál sería el beneficio de quedarse con Beltrán, quien carece de experiencia previa como manager?

El dueño de los Medias Rojas John Henry, el presidente de la junta Tom Werner, el director general Sam Kennedy y el jefe de operaciones deportivas Chaim Bllom concluyeron que Cora no podía seguir en Boston, bajo circunstancias similares.

“Alex, según él mismo admitió, desempeñó un papel protagónico en lo que ocurrió en Houston, y nosotros estamos de acuerdo”, dijo Wener. “Todos coincidimos en que eso estuvo mal y que teníamos una responsabilidad, como guías y como dijo John, de tener acá un estándar donde no resulte aceptable ese tipo de comportamiento”.