Sara Rosario

LIMA, Perú – La presidenta del Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur), Sara Rosario Vélez, salió de esta ciudad con media sonrisa en su cara.

Pese al resultado adverso del boleador Jean Francisco Pérez en una muestra de dopaje que arrebató una medalla de oro a la delegación boricua, la líder del olimpismo puertorriqueño quedó satisfecha con el resultado final en los Juegos Panamericanos de Lima.

Puerto Rico terminó la justa continental un total de 24 medallas, cinco de oro, cinco de plata y 14 de bronce.

“Llegamos con unas metas de ganar de 17 a 20 medallas, superar la cantidad de medallas y superar el color de metales que habíamos ganado en Toronto. Todas fueron superadas. También vinimos con metas de clasificaciones olímpicas y las logramos en tenis de mesa (con Adriana Díaz) y atletismo (Ryan Sánchez)”, expresó Rosario Vélez en una conferencia de prensa celebrada el domingo en el Polideportivo 1 de la Villa Deportiva Nacional (Videna), de esta ciudad.

Por ello, el Copur dijo estar “contento con el desempeño de los atletas”.

“Fue una competencia dura. Nuestros deportes de conjunto y de combate sacaron la cara. Hubo algunas medallas que pensábamos que las íbamos a lograr por el nivel competitivo que tenían esos atletas, pero no se lograron. Como siempre, surgen héroes nuevos y hubo atletas que se crecieron y subieron al podio. Algunas medallas se quedaron por el camino, hubo atletas que no pudieron venir porque sufrieron algunas lesiones que quizá podían haber subido el medallero”, abundó Rosario Vélez.

Los deportes de conjunto sumaron cinco medallas (tres en baloncesto, una en béisbol y una en sóftbol), mientras que los de combate conquistaron nueve (una en taekwondo estilo poomsae, dos en boxeo, tres en judo y tres en lucha).

“Desempeño inigualable”

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

En tanto, el director del Departamento de Alto Rendimiento (DAR) del Copur, Jaime Albizu-Lamboy catalogó el desempeño de la delegación boricua como “inigualable”.

De hecho, Puerto Rico tuvo su tercera mejor cosecha de medallas en una cita panamericana desde La Habana 1991, donde se obtuvieron 27 metales (tres de oro, 13 de plata y 11 de bronce), e Indianápolis 1987, donde hubo 29 preseas (tres de oro, seis de plata y 20 de bronce).

“La realidad es que el desempeño de esta delegación ha sido inigualable. Ha sido de las más importantes en la historia de Puerto Rico en los Juegos Panamericanos. Se compara con el desempeño que tuvimos en La Habana en 1991 y en Indianápolis 1987. Dimos una gran demostración con la cantidad de metales que obtuvimos”, señaló Albizu-Lamboy, quien estará analizando más a profundidad el desempeño general de todos los atletas, en particular los cuartos y quintos lugares obtenidos.

“Estamos muy contentos y este desempeño nos pone en una gran perspectiva de lo que puede ser nuestra delegación olímpica (de cara a Tokio 2020) porque podríamos superar la cantidad de atletas que llevamos a Río 2016”, apuntó.