Neftalí Soto

Soto suma 84 cuadrangulares en dos campañas en la liga nipona.

A principios de año, Neftalí Soto regresó a Japón para su tercera temporada en la Liga Nipona de Béisbol Profesional (NBPL). El inicialista se marchó en medio de la emergencia mundial ante la rápida propagación del coronavirus (Covid-19), que tuvo su origen en la ciudad de Wuhan, China. 

Pero no fue hasta que arribó al país que se ha convertido en su hogar por los pasados dos años cuando la preocupación inundó al puertorriqueño tras observar el incremento en personas contagiadas por el virus, que no fue declarado como pandemia hasta mediados de marzo por la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

“Uno nunca quiere ser parte de esto. Esto estaba desde antes de que llegara. Cuando estuve acá, me preocupé por cómo se iba propagando”, recordó Soto en entrevista telefónica con EL VOCERO

“Hubo contagios y otras personas también se iban recuperando. La situación ha mermado, pero en estos días subieron algunos casos y nos dijeron que intentáramos salir lo menos posible”, añadió el pelotero de 31 años mientras se dirigía a una práctica de los DeNA Baystars de Yokohama. 

Los contagios reportados en los últimos días involucran a tres peloteros de los Tigres de Hanshin, uno de los equipos en la NBPL. El lanzador Shintaro Fujinami y otros dos peloteros arrojaron positivo al Covid-19.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

No empece a eso, el béisbol no ha parado después de que se retrasó el inicio de temporada. Los equipos se han mantenido entrenando y realizando partidos de exhibición sin fanáticos antes de que inicie la competencia oficial. Los directivos de la NBPL señalaron el 24 de abril como la fecha para cantar ‘playball’ en suelo japonés. 

“Además de lo que estamos pasando, me encuentro bien. No podemos usar el tren y tenemos que andar con mascarillas siempre. Tenemos que cuidarnos un poco más. Esto pasó al principio y están preparados para esto”, detalló. 

Hasta finales de la semana pasada, Japón reportó sobre 1,000 casos de contagios y 53 muertes. 

“No salgo de la casa. Si hay que comprar o hacer algo, pues se hace temprano en la mañana, e intentamos comprar de más. Esto es bien difícil porque acá se acostumbra a hacer compras a diario y en la mañana. Jamás pensé que viviría algo como esto, pero estamos aquí”, puntualizó el toletero, quien suma 84 cuadrangulares en apenas dos campañas.