COI

El presidente del Comité Olímpico Internacional Thomas Bach durante una entrevista tras la decisión de posponer los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 por la pandemia de coronavirus, en Lausana, Suiza, el miércoles.

Ahora con los Juegos Olímpicos de Tokio aplazados hasta 2021 por la pandemia del coronavirus (Covid-19), llegó el desafío de poner una nueva fecha. Y no necesariamente tienen que comenzar en verano.  

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, planteó el miércoles en una teleconferencia con 400 reporteros desde Ginebra, Suiza, que las nuevas fechas de las Olimpiadas se decidirán "tan pronto como sea posible", sin que esté descartado un periodo distinto al del verano.  

"Las posibilidades no están restringidas a los meses de verano. Todas la opciones están contempladas, incluido el verano", comentó Bach.

"Es un desafío. Hay que consultarlo ante todo con las 33 federaciones internacionales. Para mañana (jueves) creo que lo habremos hecho. Es el primer paso. Después tendremos que tener en cuenta el calendario deportivo y otras muchas cuestiones. Será tan pronto como sea posible, pero la prioridad es tener la opinión de todas las partes", agregó a la vez que indicó que un grupo de ejecutivos del COI y japoneses sondean nuevas fechas.

La posposición apunta a que los Juegos de Tokio se realicen a más tardar en el verano de 2021, pero Bach también fue consultado sobre otras opciones si la pandemia sigue el año entrante.

“Queremos y vamos a organizar los Juegos únicamente en condiciones seguras”, dijo.

De otra parte, Bach detalló la secuencia de hechos y reuniones que llevaron al COI a contemplar el aplazamiento de los Juegos, después de haber sostenido durante semanas que seguía con la idea de inaugurar la justa olímpica el 24 de julio.

El líder del COI reconoció que “se discutió la cancelación”, pero “desde el principio quedó claro que la suspensión no era algo que el COI apoyara de ninguna manera, porque nuestra misión es permitir que los sueños de los deportistas se conviertan en realidad”.

Bach contó que el lunes recibió “datos alarmantes” de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la pandemia y fijó una conversación telefónica para el martes (ayer) con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, "para tomar una decisión".

"El resultado fue que Abe en su comentario introductorio sugirió el aplazamiento. Llegamos a la conclusión de que no podía ser una decisión unilateral del COI, sino conjunta”, aseguró.

Días antes, atletas y federaciones deportivas alzaron sus voces criticando al COI para que aplazara los Juegos de una vez y por todas. A lo que el COI respondió el domingo que evaluaría la opción de postergar las Olimpiadas, pero que tomaría una decisión dentro de las próximas cuatro semanas.

Sin embargo, la decisión final se produjo un día después cuando la OMS le comunicó que la pandemia del coronavirus se estaba acelerando.

Ante la pregunta de un reportero de su natal Alemania sobre si había considerado renunciar debido a las críticas de los deportistas, Bach replicó secamente: “No”.

Bach aseguró que cuenta con el “respaldo total” de los auspiciadores y dijo que el organismo se encuentra ahora ante "un enorme rompecabezas en el que, si quitas una pieza, todo se rompe".

“Pero confiamos en el profesionalismo del comité organizador, que ya ha hecho de estos Juegos los mejor organizados de la historia", sentenció.