Jada Stinson

Jada Stinson lideró a Puerto Rico en puntos. 

Las nuevas piezas integradas al rompecabezas del programa nacional femenino de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico encajaron a la perfección.

Jackie Benítez, Jada Stinson, Arielle González, Gabby Zapata-Smalls y Nina De León, dejaron una buena impresión en el torneo Centrobasket que culminó ayer en El Salvador, donde Puerto Rico se alzó con la medalla de oro de forma invicta.

“En general, estoy bien contento con todo lo que vi de ellas. Vinimos con una camada jovencita que todavía tiene mucho que aprender, pero estamos por el camino correcto. Creo que poco a poco hemos ido poniendo piezas. Que es lo que siempre queremos hacer”, expresó el dirigente Jerry Batista a EL VOCERO.

Benítez y Stinson, que contaron con más minutos de juego en su debut, terminaron entre las líderes de puntos del torneo con 10.3 (decimosegunda) y 14.5 (cuarta), respectivamente. Mientras que González cerró promediando 5.5 rebotes en cuatro juegos, y Zapata-Smalls demostró su buen físico en la zona de la pintura con De León teniendo sus minutos de calidad. 

Y aunque Batista ya sabía lo que podía dar cada una de estas canasteras —cuatro de ellas identificadas por el grupo PUR Basket— reconoció que le sorprendió mucho el trabajo que hicieron sobre el tabloncillo luego de varias situaciones que pasaron para estar en el equipo.

“A Jackie ya la teníamos hace un tiempo ‘ready’ para venir. Incluso, jugando allá en Lituania ella básicamente abandonó el equipo. El equipo no quería que ella se fuera. Y ella me dijo: ‘Tú dime cuándo vamos a empezar, que yo voy a estar desde el primer día. Yo quiero jugar para Puerto Rico’. Hizo el sacrificio para abandonar el contrato profesional que tenía para decir presente. Y para mí eso es grande”, señaló el veterano técnico sobre la atlética escolta de 23 años.

En el caso de Stinson, el dirigente boricua relató una interesante historia que tuvo un final inesperado. Pero para bien. 

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

“Ella quería jugar, pero no estaba convencida de hacerlo en este momento porque estaba terminando la temporada (en la Universidad de Arkansas State). Ella había tenido mucha carga en su equipo de la universidad y tenía miedo de no hacer un buen desempeño por la carga que tenía. Y entre la mamá (Jessica) y yo básicamente la convencimos. La mamá me ayudó mucho para convencerla. Yo le decía: ‘Tranquila, tú no vas allí a cargarme. Tú vas a ser una jugadora de rol que va a venir del banco y va a tener sus minutitos. Tú no me vas a cargar. Y mira quién me cargó: ella”, contó Batista entre risas.

Stinson lideró a Puerto Rico en puntos, seguida por la estelar armadora Pamela Rosado quien lució como otra novata más promediando 13.5 puntos, 6.0 asistencias y 5.8 rebotes en 26.5 minutos de acción. Sin embargo, esa es otra historia aparte para la capitana de 34 años.

La combo-guard de 21 años también terminó segunda en el torneo con un 63.2 por ciento en tiros de tres puntos (19-12), solo por detrás de Rosado (66.7 por ciento). A Stinson todavía le queda un año más en la NCAA.

“Yo le dije a Yum (Ramos, presidente de la Fbpur) que ellas dos (Benítez y Stinson) eran rompe discotecas. Le dije: ‘Te voy a traer dos jugadoras nuevas que están listas para jugar. Te van a encantar’. Yo sabía que ellas iban a aportar. Pero, aunque uno piense que están listas, uno siempre se sorprende porque a veces les toma uno o dos juegos en adaptarse. Aparte de que les dimos una responsabilidad de los primeros dos partidos sin el equipo completo y tuvieron que aportar demasiado. Imagínate a ellas saliendo del banco con Jennifer (O’neill) y Jazmon (Gwathmey) y todas las demás. Esos son otros veinte pesos. Pero hicieron un gran trabajo”, sostuvo Batista.

“Las otras tres necesitan jugar”, reconoció el director del programa nacional.

“Arielle González viene de un año sin jugar. Está bien fuera de forma, pero es una jugadora que nos da defensa y rebote. Gabby Smalls es bien fuerte y le faltan dos años de colegial (con Saint Joseph’s). Además, rebotea y ataca duro al canasto. Nina aprovechó los minutos y todavía le quedan tres de colegial (en Austin Peay). Son nenas que cada una me trae cosas distintas. Pero Jada y Jackie se notan que están un poquito más listas para jugar en cualquier nivel”, apuntó.

Batista agregó que además de este grupo hay otra camada de jugadoras jóvenes para hacer su debut, entre ellas Arella Guirantes, Denis Solís Carrión —la hija de la excanastera Benibel Carrión—, Ahlana Smith-Morales, Kaela Hilaire y Brianna Jones.