BSN

Ricardo Dalmau dijo que en enero tendrá un panorama más claro sobre la fecha preliminar del próximo torneo. 

Tras la culminación de la burbuja del Baloncesto Superior Nacional (BSN), los componentes de la liga ahora fijan sus esfuerzos en retornar a la “normalidad” e intentar jugar con fanaticada en las canchas.

Así lo expresó el presidente de la liga, Ricardo Dalmau, al discutir con EL VOCERO detalles del recién culminado torneo y los planes de la venidera campaña aún con la incertidumbre de la pandemia del coronavirus (Covid-19).

EL VOCERO (EV): ¿Ya saben los gastos exactos de la burbuja?

RICARDO DALMAU (RD): Sí, la proyección de ingresos y gastos establecida se mantiene con bastante precisión. La cuantía que teníamos establecida de $4 millones se mantiene bastante en los ingresos y gastos.

EV: ¿Qué sigue para obtener los créditos contributivos?

RD: Lo que tiene BSN Productions, que es la compañía del BSN que se encarga de hacer este tipo de eventos, es un decreto. Ahora tiene que ser auditado el evento con respecto a ingresos y gastos para entonces convertir ese decreto en un crédito. Es un proceso administrativo y eso toma un tiempo una vez recopilemos toda la información y liquidemos todas las deudas, entonces se organiza de manera tal que pueda ser auditada y presentada al Departamento de Hacienda para su evaluación correspondiente y someta el crédito, que liquidaría todo el proceso administrativo que va atado al proyecto a nivel operacional.

EV: ¿Cuánto demora ese proceso?

RD: Toma varios meses.

EV: ¿Tuvieron buena audiencia en las transmisiones televisivas de la burbuja?

RD: Sobrepasamos las expectativas y en las distintas maneras de medir el interés de la liga en cuanto a medios fueron altamente positivas. Hubo muy buena recepción. Distintos medidores nos ponían entre los primeros cuatro, cinco, diez, -dependiendo lo que se estuviera midiendo- pero comoquiera estábamos compitiendo entre las nueve ligas del mundo y eso es muy positivo para el BSN. Así que desde ese punto de vista podemos decir que tuvimos éxito.

EV: ¿El ingreso de la burbuja fue aportación de los apoderados y los auspiciadores?

RD: Sí, había varias fuentes de ingresos para poder cubrir la burbuja. Estaban los auspiciadores que fueron cruciales para cubrir este esfuerzo y había también auspiciadores a través de los equipos. Teníamos el decreto, que no es un ingreso al momento, pero que sí pasa a serlo en su momento. Básicamente esas son las fuentes de ingreso.

EV: ¿Ya recibieron toda esa aportación?

RD: Estamos en ese proceso. En todo evento como este, una vez culmina, pasan unas semanas y uno se mantiene recaudando y liquidando. Es un proceso bien normal y estamos dentro de lo regular de este tipo de proyecto.

EV: ¿Ya terminaron de cobrar todos los jugadores?

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

RD: Sí, todos tienen sus cheques para ser cobrados una vez lleguen a sus respectivos hogares y de manera escalonada. Pero ya todos están cubiertos.

EV: ¿Hubo una investigación en el caso de Carlos Emory, de Guaynabo?

RD: (El director de torneo) José Solá estará emitiendo la resolución correspondiente cuando entienda pertinente.

EV: ¿Ese sería el mismo caso de Eric Dawson (Ponce) con su carta de transferencia?

RD: Sí.

EV: ¿Qué medidas se están tomando para evitar conflicto con eventos FIBA?

RD: Va a ser inevitable que, de una forma u otra, crucemos porque juegan todo el año. Es cuestión de prepararse. Todo va a depender también del formato porque en una burbuja la flexibilidad de pausar es complicada porque cada hora cuenta y tiene un costo, a diferencia de un torneo ordinario donde tienes más flexibilidad. Ya sabemos que FIBA reanudó su torneo, porque cuando decidimos jugar no habían reanudado todavía y habían acabado de cancelar el de verano. Viendo que ahora ellos (FIBA) comenzaron a jugar todos sus torneos podemos con un alto grado de certidumbre saber que se va a jugar y buscar la manera de cómo armonizar de alguna forma la representación, pero también recordando que estos tiempos extraordinarios ameritan proteger los proyectos internos como el BSN, que le da trabajo a cientos de personas.

EV: ¿Cómo quedó la comunicación con la Federación de Baloncesto de Puerto Rico (Fbpur)?

RD: Siempre nos hemos mantenido en comunicación. Hubo momentos, como ha pasado en épocas anteriores, de diferencias, pero lo importante es que el deporte prevalezca. Por el bien del deporte las partes se tienen que sentar a buscar alternativas siempre tomando en consideración las circunstancias del momento. Es cuestión de seguir trabajando y mirar al futuro en tiempos extraordinarios como los que estamos viviendo, ver qué eventos son meritorios y protegerlos. Eso se debe tomar en consideración, pero, nada, el deporte va a seguir, la Federación va a seguir y el BSN va a seguir.

EV: ¿Cómo visualizan la próxima temporada?

RD: Yo te puedo hablar de nuestras intenciones, que no necesariamente se vayan a convertir en realidad. Nuestra intención es que se celebre con fanáticos. Ya en enero nos estaremos reuniendo, mirando el panorama y operando a base de escenarios como lo hicimos en 2020. Utilizaremos la misma metodología de escenarios porque no tenemos control de la pandemia y estamos obligados a ajustarnos a la pandemia y la respuesta salubrista del gobierno.

EV: ¿Cuándo podrían estar empezando la temporada 2021?

RD: Trataremos de jugar en un periodo razonable que nos permita posicionar el BSN en una época beneficiosa para los jugadores, fanáticos y auspiciadores. No quiero darte una fecha en estos momentos porque todavía tengo que reunirme, dialogar, establecer calendario para entonces tirar una fecha de torneo preliminar en la que estén las condiciones adecuadas para celebrarlo. Ya para enero puedo dar un panorama más claro de nuestra preferencia basada en nuestra realidad.

EV: ¿Es posible otra burbuja?

RD: Si me preguntabas hace unos meses que íbamos a estar jugando en un hotel, con pruebas semanales y que teníamos que levantar cuatro millones de dólares en un espacio de dos meses y medio, yo te hubiera mirado con los ojos abiertos y jamás lo hubiera pensado. Lo que te puedo decir es que lo garantizado está en el compromiso que tienen los directivos del BSN en que se mantenga jugando año tras año y evidencia de eso son los riesgos al jugar la burbuja. No sabemos qué nos depara en 2021, pero sí sabemos que tenemos unas experiencias distintas y sabemos que el producto y la liga del BSN tiene un gran potencial y una gran recepción de sus aficionados.