Cotto Alvarez Boxing

Miguel Cotto (izq.) y Oscar de la Hoya (centro) podrían poner en pausa sus respectivos retiros para pelear por separado en formato de exhibición, en un tiempo en que Saúl “Canelo” Álvarez (der.) es la principal figura del boxeo. 

El boxeo rentado atraviesa un momento gris, marcado por la ausencia de grandes figuras y agudizado desde el año pasado por la pandemia del covid-19.

Pero si a esa fórmula se le suma el posible retorno de múltiples excampeones mundiales –incluidos los puertorriqueños Miguel Cotto, Iván “Iron Boy” Calderón y Félix “Tito” Trinidad–, los efectos bien podrían tener un impacto significativo para una industria que ya lucha por retomar sus mejores bríos.

Así opinaron varios prospectos puertorriqueños consultados por EL VOCERO que, aunque con opiniones encontradas, reconocieron aciertos y desaciertos en la salida del retiro de varios exboxeadores para pactar combates de exhibición.

Todo este fenómeno se avivó en noviembre del año pasado con el regreso del exmonarca mundial de peso pesado “Iron” Mike Tyson para medirse – a sus 54 años y tras más de una década sin pelear– al excampeón en cuatro divisiones Roy Jones Jr.

“Entiendo que quieran regresar. Pero ellos ya demostraron lo que debían en su momento. Creo que su tiempo pasó y desafortunadamente quizá no lo vean así. Cuando te retiras, el pensamiento debe ser darle oportunidad a otro para que brille. Dejarle el paso libre. Con esto le están quitando brillo a los boxeadores que vienen en ascenso”, expresó contundentemente el prospecto de 18 años de la empresa Top Rank, Xander Zayas.

El carismático peso welter, con marca de 7-0 y 5 KO’s, ve un choque de intenciones en aquellos exboxeadores que pretenden regresar, pero que tienen casas promotoras para impulsar nuevos talentos.

“¿Qué podemos hacer?”, cuestionó el púgil, al mencionar al excampeón mexicano en siete divisiones y también miembro del Salón de la Fama del Boxeo Internacional, Oscar de la Hoya, quien anunció que regresará tras retirarse en 2008.

Otro exboxeador que coquetea con un retorno es Cotto. El puertorriqueño fue campeón mundial en cuatro divisiones distintas, se retiró en 2017 y ahora quiere “terminar unos asuntos pendientes” con el también exmonarca azteca Juan Manuel Márquez en una fecha aún por definir.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Del mismo modo, Calderón –quien fue campeón mundial en dos pesos distintos– presuntamente también coquetea con salir del retiro a sus 46 años y tras una larga pausa desde 2012 para enfrentar al también compatriota retirado Álex “El Nene” Sánchez, para revivir el feudo de 2003 entre ambos y en el que el ‘Iron Boy’ salió con la victoria por decisión unánime.

Mientras, Tito Trinidad tampoco descarta volver al entarimado.

Pero así como hay críticas, también hay otros púgiles activos –como el barranquiteño Christopher “Pitufo” Díaz– que anhelan vivir nuevamente la ‘Titomanía’.

“Nos hace falta para los que extrañamos el boxeo antiguo. Vamos a disfrutar el momento en el que veamos a Tito nuevamente. Es algo bueno para nosotros. Creo que el fanático real del boxeo sabe que solo serán peleas de exhibición”, opinó Díaz, quien se prepara para su combate del 24 de abril ante el mexicano Emanuel “Vaquero” Navarrete (32-1 y 27 KO’s) por el título mundial peso pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Al igual que Díaz, el prospecto puertorriqueño supermediano Edgar “The Chosen One” Berlanga entiende que el regreso de los boxeadores retirados no afectará a la generación en ascenso y que tampoco restará lustre al boxeo rentado.

“Estoy feliz por eso. Creo que muchos peleadores de aquí disfrutamos la era de Cotto y Tito. Fue una era grandiosa y merecen el espacio ahora”, comentó.

Asimismo, el prospecto boricua Orlando “Zurdo de Oro” González precisó que ahora es importante establecer la diferencia entre boxeo y entretenimiento. “No está mal siempre y cuando se esté consciente que estas peleas son una manera de entretener al público. Pienso que el boxeo no se daña porque los boxeadores que estamos en ascenso somos el verdadero boxeo”, sostuvo el aguadillano.

El retorno de exboxeadores se ha convertido en un fenómeno contagioso que llega en medio del regreso presencial de los fanáticos a las carteleras.