Boxeo

Kiria Tapia y Yankiel Rivera forman parte de la escuadra boricua. 

La preselección nacional de boxeo ve finalmente la luz al final del túnel.

Después de casi ocho meses de puro entrenamiento y sin competencias en calendario, la escuadra boricua volverá a acuartelarse para una serie de compromisos a finales de enero y principios de febrero previo al clasificatorio a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Los púgiles boricuas –en la rama masculina y femenina– estarán acuartelados en el coliseo Sixto Escobar y realizarán sus entrenamientos en el gimnasio Wilfredo Gómez, de Guaynabo.

“(Lo que tenemos en agenda) es un evento preparatorio. La alternativa es el Colorado Spring. También hay una posibilidad que vayamos a Orlando, estamos en ese análisis, ir a New Jersey, Nueva York y Boston. (Pensamos) estar al menos 15 días por toda esa zona haciendo guanteo y peleas con la gente de Estados Unidos”, comentó el presidente de la Federación Puertorriqueña de Boxeo (FPB), José “Chiqui” Laureano, a EL VOCERO.

La FBP aún finiquita detalles de los compromisos. “(Iremos) siempre y cuando sea bajo circunstancias favorables de salud para nuestros atletas”, aclaró el líder federativo.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

La concentración también servirá como preparación para el clasificatorio olímpico, que fue pospuesto para mayo en una localidad aún por definir en Argentina.

“El 11 de enero en la mañana se les realizará las pruebas nuevamente para continuar la preparación, incluyendo a todos los que estarán envueltos en el campo de entrenamiento”, dijo Laureano.

En la concentración estará la escuadra masculina compuesta por Yankiel Rivera (42 kilogramos), Jan Paul Rivera (56kg), Armani Alméstica (63kg), Luis Rodríguez (75kg), José Barreto (81kg), Alvin Canales (91kg) y Amisael Jiménez (+91kg).

Por el equipo femenino estarán presentes Cristina Cruz (51kg), Ashleyann Lozada (57kg), Kiria Tapia (60kg), Stephanie Piñeiro (64kg) y Nitza Rodríguez (65kg).