FC Barcelona

El delantero argentino del Barcelona Lionel Messi (izquierda) estrecha la mano con el técnico Ronald Koeman en un partido amistoso contra Girona, el miércoles, 16 de septiembre. 

BARCELONA — El presidente del Barcelona Josep Bartomeu afronta una moción de censura, luego que socios del club lograron el jueves reunir una suficiente cantidad de firmas y así forzar un referéndum sobre su continuidad.

La votación se realizaría luego que el club verifique todas las firmas. Bartomeu tendría que renunciar si dos tercios de los votos sean en su contra, y deberán convocarse nuevas elecciones.

Los líderes de la facción opositora anunciaron su intención de remover a Bartomeu de la presidencia a raíz que Lionel Messi pidiera al club su salida en medio de una de las peores crisis deportivas de su historia.

Messi criticó varias veces a la directiva del Barcelona la pasada temporada, diciendo que estaba inconforme con el rumbo del club.

Tras dar marcha atrás con su intención de marcharse, el astro argentino acusó directamente a Bartomeu de no cumplir una promesa de dejarle partir al final de la temporada.

Los problemas para Bartomeu se agudizaron tras la humillante derrota 8-2 ante el Bayern Múnich en los cuartos de final de la Liga de Campeones, una de las mayores debacles en los anales del club.

La derrota provocó que Bartomeu anunciara cambios importantes en los estamentos del club, y adelantar las elecciones presidenciales para el próximo marzo.

También el jueves, el extécnico Quique Setién, quien fue reemplazado por Ronald Koeman tras la derrota ante el Bayern, divulgó un comunicado en el que advirtió que tomará medidas legales contra el club por la manera cómo fue despedido. Señaló que no fue hasta el miércoles que se le notificó oficialmente del despido.