US Open

La actividad tenística está suspendida por el coronavirus.

La Asociación de Tenis de Estados Unidos se propone realizar el U.S. Open en Nueva York en agosto, sin espectadores, si recibe apoyo del gobierno.

Igual que otros deportes, el tenis suspendió sus torneos en marzo por la pandemia del coronavirus. El Abierto de Francia fue aplazado desde mayo hasta septiembre y el torneo de Wimbledon fue cancelado.

“Estamos listos para dar este paso si nos aprueban la propuesta”, declaró el lunes el portavoz de la Asociación Chris Widmaier en una entrevista telefónica.

“Hay que tomar en cuenta tres factores”, agregó. “Primero, crear un plan que da prioridad a la salud y la seguridad. Segundo, analizar si realizar el US Open es lo mejor para el tenis, y tercero ver si se puede hacer de forma tal que sea económicamente viable. Creemos que podemos cumplir esos tres objetivos”.

“Pero hay que ir paso a paso. Cuando todo esté en su lugar, ahí haremos un anuncio oficial”, manifestó.

La idea es que no haya espectadores para evitar contagios, reducir la cantidad de acompañantes de cada jugador, alojamientos centralizados, profunda limpieza del estadio en Flushing Meadows y realizar pruebas de COVID-19.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Según la propuesta, no habrá torneos clasificatorios en singles. Los jugadores que se hubieran clasificado recibirán una compensación económica. En lugar de realizar un torneo clasificatorio, el torneo de Cincinnati (16 al 23 de agosto) se disputará en Nueva York.

Widmaier dijo que se hizo una presentación ante las autoridades del estado de Nueva York y que ahora esperan una respuesta.

En caso de que se lleve a cabo el torneo, habría que ver quiénes participan. Tanto Novak Djokovic como Ash Barty, quienes encabezan las clasificaciones de las ramas masculina y femenina respectivamente, han expresado reservas respecto a la idea de ir a Nueva York. Lo mismo hizo el campeón del año pasado Rafael Nadal. Y otra gran atracción, Roger Federer, está descartada por una operación en su rodilla derecha.

Djokovic dijo la semana pasada que se planean medidas “extremas” y que “la mayoría de los jugadores con los que hablé se mostraron poco dispuestos a ir allí”.

La Asociación quiere incorporar más vestuarios, incluso en canchas bajo techo donde se instalaron cientos de camas de hospital en lo peor del brote de coronavirus en Nueva York, y mejorar el sistema de filtración en los espacios existentes. Se propuso también restringir el acceso a los vestuarios: Solo podrán ingresar los jugadores que tienen partidos. En otras palabras, si alguien va a entrenarse, “llega, practica y se vuelve a su hotel”, sin cambiarse ni ducharse, dijo la directora del torneo Stacey Allaster.