AmeriCup

La armadora boricua Jennifer O'neill busca por dónde pasar durante el encuentro del domingo frente a Estados Unidos. 

La selección nacional femenina de baloncesto perdió su invicto en el torneo AmeriCup al caer 87-65 frente a Estados Unidos el domingo en la noche en la tercera jornada disputada en el coliseo Roberto Clemente, de San Juan.

Puerto Rico – que no contó con la capitana Pamela Rosado debido a una inflamación en su muñeca de la mano derecha – quedó con récord de 2-1 en el Grupo B. Por su parte, Estados Unidos mejoró a 2-0, con un partido menos.

"El equipo de Estados Unidos es un gran equipo y sabíamos que esto (el revés) podía pasar. Nosotros vamos a mirar el video y prepararnos para mañana. Ahora el juego más importante es el de (República) Dominicana para tratar de llegar segundos en el grupo y seguir preparándonos para los cuartos de final", expresó el dirigente Jerry Batista en conferencia de prensa luego del partido. 

Las boricuas tuvieron un comienzo lento, pero de la mano caliente de Jennifer O’neill se llevó el primer parcial 22-18. O’neill anotó 15 de sus 20 puntos en ese primer cuarto.

Sin embargo, las estadounidenses, cuya edad promedio es de 20 años, hicieron sus ajustes y con un avance de 12-0 retomaron la ventaja finalizando la primera mitad a su favor 43-33.

"Con este grupo joven hay que tomar tiempo para ajustarse al juego físico. Nos tomó un parcial para acostumbrarnos. Nuestra fue mejor. Tenemos un buen equipo con jugadoras que pueden anotar. Vamos a seguir mejorando. Aunque quisiera que lanzáramos mejor", comentó, por su parte, la laureada dirigente de Estados Unidos, Dawn Staley. 

En ese segundo parcial, Puerto Rico solo tuvo 11 puntos y cuatro asistencias en los primeros 20 minutos de juego.

Para el tercer cuarto, Estados Unidos tuvo una avanzada que descompuso la confianza de la escuadra boricua en ambos lados de la cancha.

Y ya los últimos diez minutos fueron puro trámite pensando en el próximo encuentro. Estados Unidos dominó los rebotes 61-37, con 27 ofensivos. 

O’neill se echó encima la ofensiva de Puerto Rico, que no tuvo a más ninguna otra jugadora en doble dígito. Jazmon Gwathmey, Jacqueline Benítez, Isalys Quiñones y Michelle González terminaron con siete puntos cada una. 

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Nazahrah Hillmon-Baker y Rhyne Howard anotaron 17 puntos cada una; mientras que Aliyah Boston agregó 15, y Elissa Anne Cunane, terminó con diez tantos. Hillmon-Baker también atrapó 11 rebotes.

Puerto Rico chocará este lunes contra República Dominicana (0-2), a las 9:00 p.m., mientras que Estados Unidos enfrentará a Venezuela (0-1) a partir de las 6:10 p.m.

Batista todavía no ha decidido si utilizar para ese encuentro a Rosado. 

FIBA

Pamela Rosado (al fondo) luce pensativa en el banco de Puerto Rico. 

"Pamela tiene una pequeña dolencia en una de sus manos. No estaba a su cien por ciento y (por eso) la sentamos hoy. Pero está bien. Debe jugar en algún momento. Vamos a ver si decidimos utilizarla mañana o si la guardamos para los cuartos de final", comentó el técnico boricua. 

Argentina (1-1) tiene jornada libre. Las argentinas no disputaron su compromiso frente a las venezolanas en la jornada dominical tras activarse el protocolo del covid-19. La Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) pospuso el juego en una fecha aún no determinada.

En el Grupo A, la tabla de posiciones tiene a Brasil (2-1), Colombia (2-1), Canadá (2-0), Islas Vírgenes (0-2) y El Salvador (0-2). Este lunes, chocarán Canadá vs. El Salvador (12:10 p.m.) e Islas Vírgenes vs. Brasil (3:10 p.m.).

La fase de grupos cierra el martes. El miércoles hay jornada de descanso antes del inicio de los cuartos de final, el jueves.

Los mejores cuatro equipos del torneo AmeriCup avanzan al torneo Clasificatorio de la Copa de Mundo 2022.