vela

Enrique “Quique” Figueroa y Gretchen Ortiz siguen con su preparación de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio. >Archivo/EL VOCERO

Los veleristas puertorriqueños Enrique “Quique” Figueroa y Gretchen Ortiz siguen con su preparación de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio, en la sede del Puerto de Veleros en Enoshima.

Desde que lograron entrar al agua el pasado 15 de julio, Figueroa y Ortiz han podido tantear el clima y poner a prueba la mayoría de las canchas donde estarán navegando con su Nacra 17 por las aguas de Japón desde el 28 de julio.

“Estamos aquí en la sede de vela, donde hemos estado entrenando en los últimos nueve, diez días y hemos podido probar la mayoría de las canchas, como les llamamos nosotros, los campos de regata, y las condiciones han estado superbuenas. Poquito viento. Esperábamos más viento. Pero, el mar está bastante calmado, aunque sí hemos tenido días muchos mejores y más fuerte el viento”, explicó Figueroa a EL VOCERO.

Un pronóstico liviano, tal como lo describió el laureado velerista, que pudiera cambiar este fin de semana, cuando se espera una baja presión.

Figueroa comentó que esperan “dos días de viento fuerte y olas” en la pequeña isla ubicada al sur de Tokio, en la prefectura de Kanagawa.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

“Veremos qué tan fuerte están estas condiciones para ir al agua. Pero estamos muy bien. Estamos preparándonos y descansando ahora (el lunes) para estar listos para el día 28 (de julio), cuando empecemos la regata”, afirmó el capitán boricua.

Ambos atletas relataron en días recientes cómo se han ido adaptando – poco a poco – al cambio de horario entre San Juan y Tokio, y a lo estricto que ha sido el gobierno japonés en medio del estado de emergencia decretado como medida para contener la propagación del coronavirus.

Figueroa, de 57 años, va a sus quintas y últimas Olimpiadas. Estuvo activo en las Olimpiadas de Seúl 1988, Barcelona 1992, Atlanta 1996 y Atenas 2004.

Por su parte, Ortiz, de 33 años, va para sus primeros Juegos Olímpicos.