FUtbol

La selección de fútbol entrenó en piscina en la mañana del viernes y luego en cancha durante la tarde. > Suministrada

Horas luego de disputar su primer partido del Clásico del Caribe de fútbol, el Huracán Azul femenino se apoderó el viernes de la piscina del Crowne Plaza Hotel en Santo Domingo, República Dominicana, para realizar un entrenamiento matutino de recuperación bajo la supervisión del preparador físico Josebastián Sustache.

Puerto Rico tenía también pautado entrenar el viernes en la tarde en el Estadio Olímpico Félix Sánchez de la capital, donde jugarán – al igual que el jueves- el segundo partido del clásico mañana a las 4:00 p.m.

El onceno boricua se prepara para las eliminatorias de CONCACAF para la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2023 en Australia y Nueva Zelanda. El primer partido celebrado el jueves entre Puerto Rico y República Dominicana concluyó empate a uno.

Las futbolistas puertorriqueñas completaron la sesión de estiramientos en el agua y realizaron un ejercicio de confianza en parejas. “Hoy (ayer) trabajamos un recovery. Hicimos trabajo de recuperación y realizamos unas movilidades articulares, y estiramientos dinámicos utilizando la piscina como hidromasaje, aprovechando la oportunidad de que la tenemos a disposición”, explicó Sustache, mientras las jugadoras salían de la piscina.

“Hicimos también un ejercicio de cohesión de grupo y confianza entre ellas, y relajación para terminar la sesión”, añadió.

Sustache indicó que esta sesión de hidromasaje fue importante hacerla como parte de la recuperación tras el partido del jueves. “Es de suma importancia hacer este tipo de ejercicios por la cantidad de contracciones musculares y la cantidad de intensidad que se realiza durante un partido”.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

“Es muy importante poder liberar esa fascia muscular y esa tensión que se ejerció ayer en el partido, para estar listas para el entrenamiento de esta tarde y para el partido del domingo”, manifestó el preparador físico del Huracán Azul.

Sobre el ejercicio de confianza, Sustache destacó que la misión era aumentar la confianza entre las jugadoras y mantener la unión que reina en el grupo.

“Esa tarea es muy importante porque uno como persona siente en ocasiones, esa timidez de dejarte llevar en el agua, de flotar y escuchar el sonido del agua; y hoy, el tener una persona que no es de tu familia o alguien cercano que te esté sosteniendo y no te deje hundir, provoca el dejarte llevar, a crear esa confianza en la otra persona, en este caso entre las jugadoras, y crece la unión en equipo”, subrayó.

Las jugadoras convocadas son: Malina Nicole Pardo (medio o delantera), Ana María Díaz (medio central o volante), Paola M. Morales Rodríguez (medio central o volante), Elainya Shanelle Hawkins (delantera), Lynette Farrow Hawkins (defensa), Alexandra Marie Filipkowski (medio), Daniela Cianchini Díaz (defensa), Juliana Mary Vázquez (medio), María José Cancio Fernández (medio), Sofia Isabel Rivera Egozcue (defensa), Ariana Rivera Martínez (delantera), Kiara Marie Rodríguez (defensa), Julia Lynn Rodríguez (defensa), Mirianee Zaragoza Hernández (defensa), Laura M. Suárez Ayala (medio), Kelly Alexis Johnson (defensa), Karla Sofía Guzmán Ortiz (portera), Adriana Isabel Font (defensa), Nelia Simone Pérez (delantera), Adriana María Tirado Ortiz (medio), Jasmin Allanah Hilliard (defensa), María Luisa Colón Figueroa (medio central), Idelys Yarie Vázquez (delantera o medio central), Jlo Ann Varada Vázquez (portera), y Diandra Victoria Aliaga (medio central o volante).

El director técnico Juan Carlos Parra encabeza el cuerpo técnico que está integrado por Elías Llabrés (asistente técnico), Sebastián Uranga (entrenador de porteras), Josebastián Sustache (preparador físico), Fernando Estévez (terapeuta), Jilmarie Serrano (terapeuta), Maximiliano Torlacoff (analista de vídeo), Gabriel Aponte (utilero) y Milton Ortiz (utilero)