Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo controla el balón con su cuerpo. 

MILÁN — Recuperado del coronavirus, Cristiano Ronaldo anotó un par de goles al tras entrar como suplente en la segunda parte para que la Juventus derrotase el domingo 4-1 a Spezia en la liga italiana.

El astro portugués ingresó a los 56 minutos por Paulo Dybala y puso en ventaja a los reinantes campeones apenas tres minutos después.

También convirtió un penal para sellar la victoria de los Bianconeri en la visita a Cesena.

Juventus quedó provisionalmente segundo en la clasificación, cuatro puntos del líder Milan, que salió airoso 2-1 en la cancha de Udinese gracias a un gol de chilena de Zlatan Ibrahimovic en el tramo final. Napoli o Sassuolo podría quedar a dos puntos del Milan si cualquiera de los goles se impone en el duelo entre ambos más tarde.

Cristiano Ronaldo estuvo tres semanas sin jugar tras dar positivo por Covid-19 durante un convocatoria de la selección de Portugal. El delantero se perdió tres partidos del club — empates contra Crotone y Hellas Verona en la Serie A, al igual que la derrota ante el Barcelona en la Liga de Campeones.

El técnico Andrea Pirlo decidió dejarle en la banca al inicio ante Spezia, con Álvaro Morata sustituyéndole otra vez en el once titular.

Morata venía de un partido contra el Barcelona en el que le anularon tres goles por posición adelantada. Le levantaron el banderín otra vez tras una asistencia de Weston McKennie a los 14 minutos, pero esta vez el videoarbitraje convalidó el gol.

Pero al atacante español le anularon un gol por posición adelantada poco después y Spezia empató cuando el disparo de Tommaso Pobega fue desviado al fondo de la red.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Para el segundo tiempo, Cristiano entró por Dybala y tuvo un efecto inmediato al definir tras un buen pase de Morata, regateando al arquero antes de empujar el balón al fondo.

El también ingresado Adrien Rabiot aumentó la ventaja y la Vecchia Signora se benefició con un penal señalado tras la falta de Paolo Bartolomei sobre Federico Chiesa. Cristiano se encargó del cobro, picando el balón.

A primera hora, Zlatan Ibrahimovic anotó un gol y gestó el otro para que el líder Milan derrotase 2-1 a Udinese. Los Rossoneri marchan invictos en 23 partidos en todas las competiciones.

El delantero sueco siguió desafiando el tiempo con una definición de chilena a siete minutos del final, luego que el penal ejecutado centrocampista argentino Rodrigo De Paul había empatado transitoriamente para Udinese al cobrar un penal a los 48 minutos. Franck Kessié adelantó al Milan a los 18.

Ibrahimović, de 39 años y que recientemente se recuperó tras contraer el coronavirus, ha anotado siete goles en sus últimos cuatro partidos en la liga italiana.

En Udine, el Milan se puso en ventaja con una excelente jugada colectiva. Ibrahimovic bajó con el pecho un pase en profundidad de Ismaël Bennacer y le dejó el balón a Kessié, quien definió con un remate al ángulo superior derecho.

El local lo empató a los 48, cuando Alessio Romagnoli derribó a Ignacio Pussetto y De Paul convirtió el penal.

Cuando todo indicaba que el partido acabaría en un empate, Ibrahimovic selló la victoria del Milan con su acrobática definición.