Josh Rosen

El quarterback de los Dolphins de Miami, Josh Rosen, habla durante una conferencia de prensa celebrada el lunes en las instalaciones de entrenamiento de los Dolphins en Davie, Florida.

DAVIE, Florida — Al acoger la oportunidad de un nuevo inicio, Josh Rosen dijo el lunes todas las cosas correctas, sonrió a menudo e incluso realizó un par de bromas. Una llegó cuando se dio cuenta del ejército de fotógrafos que casi ahogaba su primera conferencia con los Dolphins de Miami.

“Estos clics”, dijo con una risa, “son ruidosos”.

Rosen atrae clics, lo cual representa ya un gran cambio para un equipo de los Dolphins con pocas estrellas. Ha pasado mucho tiempo desde que tuvieron un quarterback con calibre de Pro Bowl, al que Rosen se refirió como “Señor Marino”.

Pese a una temporada difícil como novato que llevó a los Cardinals de Arizona a descartarlo, Rosen aún cree que puede ser un quarterback franquicia del tipo de Dan Marino. Y está feliz de recibir una oportunidad con los Dolphins, que están ansiosos de detener el desfile en la posición que ha incluido a 19 titulares desde el último partido de Marino hace 20 años.

“No podría estar más emocionado de encontrarme aquí”, señaló Rosen. “Muy rara vez recibes una segunda oportunidad de causar una primera impresión”.

En cuanto a motivación, la sonrisa maliciosa de Rosen se hizo más amplia cuando se le preguntó si tiene algo que probar.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

“No creo que mi motivación tenga que crecer más”, aseguró. “Podría volcarme”.

Fue la décima selección global en el draft de 2018, pero se volvió prescindible cuando los Cardinals utilizaron la primera selección global de este año para elegir a Kyler Murray. Un día después, los Dolphins lo adquirieron por dos selecciones del draft para convertirle en parte de su proceso de reconstrucción bajo el entrenador de primer año, Brian Flores.

“Sentí como que fui seleccionado (en el draft) dos veces”, comentó.

Rosen no dirigió reproches a los Cardinas y reconoció que en Miami enfrenta una prueba de un año. Si no juega bien esta temporada, los Dolphins probablemente tendrán un mal récord y estarán bien posicionados para tomar a un quarterback en la primera ronda del draft de 2020.

Rosen admitió también que su imagen necesita pulirse. Las dudas sobre su liderazgo y personalidad persisten a pesar de los esfuerzos de sus compañeros y entrenadores en Arizona para disiparlas.

Dijo que son temas que se remontan a sus años en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

“No tuve todas mis respuestas tan perfectamente elaboradas como las tengo ahora”, aceptó. “Dije algunas cosas de manera improvisada, y la gente las malinterpretó... Creo que en realidad soy un buen compañero. Lo que he intentado hacer es no decir o hacer nada extra, simplemente ser yo y mantener mi cabeza baja, y eventualmente la historia se resolverá”.

(0) Comentarios

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.