Mofongo Ito

Ito (al centro con el cuatro) junto a su grupo de música boricua. 

Mofongo Ito

Ito es escritor musical y apasionado de la música latina, en particular de la puertorriqueña.

Yoshiaki Ito es nacido, criado y desarrollado en Japón. Pero para este orgulloso hijo de la “Tierra del Sol Naciente”, existe otro lugar al que en su corazón lo considera su segunda patria: Puerto Rico.

Y es por eso que Ito espera por lo menos coincidir con algunos de esos puertorriqueños que lleguen a Japón en verano para los Juegos Olímpicos de Tokio, para reciprocarles aquella calurosa bienvenida que recibió una vez en la Isla cuando laboró aquí entre los años 1995 y 2000.

Claro está, que para Ito, la pandemia del covid-19 ha complicado mucho el panorama, y en su país existe un temor absoluto de que la justa olímpica dispare los contagios. 

“Estoy listo para asistir a los juegos con la bandera de Puerto Rico”, expresó Ito, quien, además, es todo un especialista en la música latina y gran conocedor de la cultura musical puertorriqueña.

Es también un autoproclamado fanático de Andy Montañez, y su amor incondicional por Puerto Rico siempre está presente, tal como lo demuestran varias monoestrelladas que adornan su hogar. 

“Recientemente, se hizo una encuesta en el que solo el 16 por ciento del público favorece que se deben celebrar los Juegos Olímpicos”, comentó el japonés que también se ha apodado Mofongo Ito, en honor a uno de los platos típicos puertorriqueños.

“El otro 80 por ciento considera que se deben cancelar o posponerse debido a la pandemia. Si nosotros celebramos los Juegos Olímpicos, quizás no haya público. Pero mucha gente de Japón tiene preocupación porque son muchos atletas, entrenadores y funcionarios extranjeros que van a venir”, sostuvo.

También, dijo, que “hay mucho dinero (invertido) y el público piensa que ese dinero se debe utilizar para controlar el coronavirus y no para las Olimpiadas”, añadió dejando en claro el sentimiento de preocupación que hay por la celebración de las Olimpiadas.

“Pero ahora el gobierno de Japón quiere celebrar los Juegos Olímpicos. Yo estoy preocupado. Aunque, hace tres semanas bajó el porcentaje de casos. La vacuna llegó ahora a Japón para vacunar primero a los adultos mayores y la próxima ronda será esta semana. Poco a poco”, agregó.

Pero dejando a un lado sus preocupaciones y aprovechando la oportunidad de conversar con una boricua, Ito no perdió la ocasión para relatar cómo comenzó su pasión por Puerto Rico y su cultura.

Ito laboró como importador para la empresa de autos Mazda, cuyas oficinas centrales continúan ubicadas en Cataño.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

“Yo viví en Puerto Rico desde 1995 hasta 2000. Un amigo me invitó a un restaurante en Palo Seco, en Cataño, y allí comí un mofongo (relleno) de mariscos que estaba súper”, dijo con una soberana sonrisa y un excelente español.

Relató que vivió en Guaynabo, y que una de sus dos hijas, Natalia, nació en San Juan hace 22 años.

Además, añadió que lo más que le gustó de Puerto Rico fue su gente, y cómo el Niño de Tras Talleres lo recibió y con quien luego se tomó una foto hace muchos años junto a Ismael Miranda.

“El señor Andy Montañez me introdujo muchos amigos músicos. Yo conocía de la música puertorriqueña, especialmente de la salsa porque yo toco bajo en la universidad, y allí encontré información sobre la salsa de Puerto Rico. Primero conocí a Eddie Palmieri, (el panameño) Rubén Blades y Willie Colón. Después conocí a El Gran Combo de Puerto Rico y su álbum del aniversario de los 20 años”, detalló.

Sin embargo, su conocimiento sobre la música puertorriqueña va desde la salsa hasta la música jíbara, la bomba y el reggaetón.

“Cuando viví en Puerto Rico era la época del reggaetón. Mis amigos me presentaron nuevos artistas, como Daddy Yankee. Pero me gustó la salsa. Mis cantantes favoritos son Andy Montañez e Ismael Rivera, pero también me gustan Héctor Lavoe, Frankie Ruiz, Lalo Rodríguez, Chamaco Ramírez, Tony Vega, Gilberto Santa Rosa… Puerto Rico tiene mucho talento y buenos artistas”, dijo.

Ito también toca de vez en cuando el cuatro puertorriqueño, instrumento que le fue obsequiado en la Isla, y que en ocasiones también toca en un restaurante latino que hay en Tokio llamado Bodeguita. El cuatro fue fabricado por el reconocido artesano boricua don Jaime Alicea.

“Cuando viví en Puerto Rico asistí a un concierto de Edwin Colón Zayas, Prodigio Claudio y Pedro Guzmán y cuando regresé a Japón, un colega me regaló un cuatro. Y empecé a practicarlo”, contó.

Recientemente, tocó el cuatro junto a otros músicos japoneses para interpretar la canción Lamento borincano, cuyo video puede ser visto en YouTube. 

“Hay muchos fanáticos de la música de Puerto Rico en Japón. Puerto Rico, en comparación con Cuba, tiene mucho talento y muchos cantantes. Y ese sentimiento con el que expresan las canciones es muy especial”, apuntó.