Asia Taylor

Asia Taylor driblea el balón ante la defensa de Tierra Henderson, de las Cangrejeras de Santurce. 

Al primer balón que tocó, Asia Taylor sintió la rudeza con la que se juega en la liga del Baloncesto Superior Nacional Femenino (BSNF). Todo lo contrario a la cálida bienvenida que las Explosivas de Moca le dieron de cara a la serie semifinal B contra las Cangrejeras de Santurce.

En un ataque explosivo con su mano zurda hacia el canasto, la jugadora con experiencia en la WNBA chocó con la importada cangrejera Tierra Henderson y falló el tiro cerca del aro con su derecha. El silencio del pito fue elocuente; como de bienvenida.

“Fue un momento de ajustes a los árbitros más que nada”, reconoció Taylor a EL VOCERO con una sonrisa sobre su primer juego en el BSNF. “Estaba tratando de jugar agresivo y ver cómo pitan. Fue fuerte”.

Pero al final la canastera de 28 años, quien debutó en la WNBA en 2014 con Minnesota Lynx, se vistió de héroe anotando el canasto de la victoria en los segundos finales.

Taylor terminó el primer encuentro de la serie semifinal con 19 puntos, 11 rebotes y cuatro faltas personales.

“Al final hicimos unos ajustes que fueron suficientes para ganar”, comentó la otrora jugadora de Connecticut Sun (2016), Washington Mystics (2017) e Indiana Fever (2018-19), cuyo promedio en la WNBA es de 2.2 puntos y 1.6 rebotes en 76 juegos.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Tras haber jugado este año apenas cuatro juegos con Phoenix Mercury, Taylor, quien es agente libre, quiso darse la oportunidad de tener una experiencia nueva en una liga completamente diferente a la de la WNBA, Israel, Italia y Australia, donde también ha jugado.

“Yo hablé con el coach (Leonel Avilés) y me expresó que me necesitaba y que quería ganar. En ese momento yo estaba en mi casa entrenando y dije: ‘Oye, vamos a intentarlo y vamos a tratar de ayudar al coach’. Me pareció un gran tipo y vine para intentarlo”, sostuvo la egresada de la Universidad de Louisville.

“Tenemos una oportunidad de ganar un campeonato. Por eso vine. Va a ser divertido. Todo el mundo es bien simpático. Estoy rodeada de gente bien buena. Y la comida es bien buena: el arroz, las habichuelas, el pollo…me encanta”, afirmó la espigada alera-delantera, quien salió con una sonrisa del Colegio Universitario de San Juan en su primera prueba de fuego en la liga.

Taylor recibió ayer la cálida bienvenida en Moca, donde se disputó el segundo juego de la serie contra Santurce a un máximo de cinco juegos.