Shirley Ferrer

Shirley Ferrer estuvo 15 años en el sexteto patrio. 

La selección nacional femenina de voleibol se quedó sin una de sus jugadoras más enérgicas, versátiles y carismáticas. 

Después de 15 años representando a Puerto Rico, la opuesto carolinense Shirley Ferrer anunció su adiós del combinado patrio.

“Yo creo que es tiempo”, expresó Ferrer a EL VOCERO el domingo minutos después de postear un emotivo escrito a través de sus redes sociales.

“Ya van varios torneos que entendía que era necesario hacerlo. Pero como desde chiquita eso (representar a Puerto Rico) es como un sueño – y más que vienes de una familia que representó al país – pues a veces es difícil como que nosotros soltemos cosas que hay veces que hay soltar y creo que ahora viene talento que puede hacer eso. Nadie va a estar ahí siempre y como ahora vienen tantos proyectos y tantos planes, pues es momento de poderme enfocar, cerrar unos capítulos y comenzar con los otros”, abundó la joven atleta cuyo padre Julio Ferrer y su tío Pedro Ferrer fueron velocistas olímpicos, mientras que su mamá, Virgen Fontánez, representó a la Isla en sóftbol y atletismo a nivel centroamericano y panamericano.

Ferrer, de 29 años, manifestó que su retiro de la selección nacional solo será como jugadora, ya que espera seguir vinculada a los programas nacionales femeninos desde otras facetas. 

“Si me lo permiten, sí. Me gusta enseñar, no solamente de esa parte (técnica), sino también de la parte administrativa. En algún momento creo que pudiese aportar porque de eso es mi maestría, de Administración de Servicios Recreativos y Deportivos. Y creo que necesitamos gente preparada no solamente académicamente, sino que también haya sudado la camisa (de Puerto Rico) tal como han hecho otros países que han involucrado a sus atletas de alto rendimiento a sus programas y a la administración”, sostuvo Ferrer.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

La todavía jugadora de las Indias de Mayagüez en la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF) relató que esta decisión de retirarse de la selección nacional la estuvo meditando desde hace mucho tiempo.

La última vez que vistió las franelas boricuas fue el pasado enero, cuando Puerto Rico no pudo conseguir el boleto a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

“Llevo un tiempo pensándolo por situaciones que habían sucedido y uno piensa que llegó el momento porque no es lo mismo ni se siente igual. Es tiempo de estar con mi familia. Llevo mucho tiempo pensándolo y en estos días dije: ‘ya se está acabando este año. Ya estoy concretizando varias cosas y es momento de anunciarlo y de estar tranquila'. Que eso no me esté rondando la cabeza, aunque no estemos activas”, señaló Ferrer, quien en 2019 no fue convocada a tres eventos de gran relevancia, entre estos los Juegos Panamericanos de Lima.

La atlética jugadora recordó que uno de los momentos más inolvidables con la selección fue cuando en un torneo reciente el público empezó a aplaudir y corear su nombre ‘¡Shirley, Shirley!’ en una sustitución.

“Uno puede entenderlo por una jugadora como una Aury o una Karina Ocasio, pero que lo hicieran por mí fue súper emocionante porque uno nunca espera que las jugadoras de reservas, que vienen a sustituir a las jugadoras estelares, sean importantes. Pero en ese momento, se reiteró que una jugadora reserva también le puede importar a las personas”, apuntó Ferrer, quien aseguró que todavía le queda “un poquito” más de voleibol y que está a la espera de lo que dictamine la pandemia del coronavirus de cara a su futuro como profesional.