Boxeo

Kiria Tapia entrena durante un pasado acuartelamiento de la escuadra boricua en las facilidades del Albergue Olímpico de Salinas. 

La selección nacional masculina y femenina de boxeo regresará a casa tras cumplir su misión en el torneo BoxAm Internacional, en España.

Pero lo menos que la escuadra puertorriqueña —compuesta por seis féminas y cinco varones— podrá hacer a su llegada a Puerto Rico será descansar.

Los boxeadores aficionados llegarán a la Isla el lunes al mediodía provenientes de la ciudad de Castellón, España, para acuartelarse en el Albergue Olímpico de Salinas y continuar con la preparación de cara al clasificatorio a los Juegos Olímpicos de Tokio.

“Ellos vienen de España. Van a estar una semana en sus respectivos gimnasios y luego se realizarán las pruebas moleculares obligatorias para incorporarse al Albergue Olímpico (en Salinas) para seguir con su preparación. De allí no podrán salir”, confirmó el presidente de la Federación Puertorriqueña de Boxeo (FPB), José “Chiqui” Laureano, a EL VOCERO.

El equipo viene de conquistar tres medallas en el evento celebrado en Castellón, España.

El púgil Jan Paul Rivera, de 19 años, obtuvo la presea de oro en los 57 kilogramos (kg). Mientras que Kiria Tapia y Stephanie Piñeiro consiguieron medallas de bronce.

Por su parte, Laureano informó que la totalidad de la escuadra estarán acuartelados en Salinas. Otros púgiles de diversas divisiones podrían incorporarse para apoyar la preparación.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

El resto del equipo está integrado por Ashleyann Lozada, Christina Cruz, Tatiana Ortiz, Nisa Rodríguez, Bryan Pérez, Bryan Polaco, Josué Barreto y Armani Alméstica.

El equipo boricua —compuesto por 11 púgiles— aprovechará el acuartelamiento para afinar detalles para la ajetreada gira de compromisos previo al Clasificatorio Olímpico, que se celebrará en Buenos Aires, Argentina, del 10 al 16 de mayo.

“El objetivo de este primer evento se cumplió. La idea era que compitieran y que botaran el golpe de casi un año sin pelear. Y ahora estarán ocupados desde que lleguen a Puerto Rico hasta mayo”, anticipó Laureano.

Previo al importante evento de mayo, los boxeadores tendrán otro campamento de diez días en Houston.

Regresarán a la Isla para foguear con las selecciones de Chile e Islas Vírgenes, seguido de un entrenamiento en altura en Ecuador, a finales de abril.

La gira culminará entonces en el clasificatorio a los Juegos Olímpicos de Tokio.