Stephen Curry

En foto del lunes 19, el base de los Warriors de Golden State, Stephen Curry, tira el balón mientras lo defiende su hermano Seth Curry, de los 76ers de Filadelfia. 

Nunca. Esa fue la última vez que la NBA presenció el tipo de actuación que Stephen Curry ha tenido con los Warriors de Golden State en las últimas semanas.

Han pasado 45 años desde la última ocasión que el Jugador Más Valioso de la liga fue proclamado de un equipo con al menos 10 triunfos por encima del porcentaje de .500, pero Curry es un serio contendiente.

El base promedia 31.4 puntos, con una efectividad de 49% de sus tiros de campo. La otra temporada en la que promedió más de 30 unidades fue en 2015-16, cuando terminó con 30.1 y alcanzó acierto de 50% en sus lanzamientos. Fue seleccionado como MVP en forma unánime.

Esos Warriors terminaron 73-9. Ahora están 29-29. Esa es la gran diferencia, la mayor razón de por qué Curry no es el candidato favorito al MVP.

“Es el mejor nivel de su carrera, eso es real”, dijo el entrenador de los Warriors Steve Kerr. “Ha sido increíble verlo”.

Bob Pettit y Kareem Abdul-Jabbar son los únicos ganadores del MVP con equipos que tuvieron un porcentaje de triunfos abajo de .560.

Dicho eso, estos no son tiempos normales.

“Steph Curry no dejó duda esta noche de quien es el verdadero MVP”, publicó el lunes en Twitter Magic Johnson, después de que Curry firmó 49 puntos ante Filadelfia.

Con 78 triples en los últimos 11 encuentros, Curry estableció el récord de más triples en un lapso de 11 partidos de temporada regular en la historia de la NBA.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Ha conseguido al menos 10 triples en cuatro de sus últimos cinco partidos. Desde que se estableció la línea de tiros de tres en 1979 solo otros dos jugadores — Damian Lillard y Klay Thompson — han contado con al menos cuatro partidos con 10 o más triples.

Curry lo logró en cuatro ocasiones en ocho días.

“He sido bendecido con una habilidad y visión del juego en la que he trabajado, año con año”, dijo Curry. “Y ese trabajo ha rendido frutos”.

Eso por lo mismo que en este punto de la temporada, está mejor que nunca. Curry ha tenido al menos 30 unidades en cada uno de sus últimos 11 partidos. Nadie a su edad — arriba de 33 años — lo ha logrado. Kobe Bryant tuvo 10 partidos consecutivos y Curry lo superó el lunes en Filadelfia.

Sus actuaciones por supuesto que son dignas del MVP.

Desde que regresó de una contusión en el coxis hace 12 partidos estos han sido sus puntos por noche en orden: 32, 36, 37, 41, 32, 38, 53, 42, 33, 47 y 49.

Los Warriors tienen marca de 28-22 con el base y 1-7 sin él.

Si llegan a la postemporada, él será la razón.