Steven Joel Moreno y Valentina Dávila

Valentina Dávila y Steven Joel Moreno entraron a la escuela ubicada en Salinas con apenas 10 años.

SALINAS – A su corta edad y con un futuro prometedor por delante, el coameño Steven Joel Moreno y la carolinense Valentina Dávila escribieron sus respectivos nombres en los libros de historia de la Escuela de la Comunidad Especializada en Deportes del Albergue Olímpico (Ecedao).

Moreno y Dávila se convirtieron en los atletas más jóvenes en entrar a Ecedao con apenas 10 años. Y es que por primera vez, la escuela especializada cuenta con sexto grado.

Ambos forman parte del grupo de 27 estudiantes-atletas que practican el deporte del tenis mesa en esta institución.

“La escuela ha tenido una laguna hace dos años de proveerle una herramienta a los estudiantes de escuela primaria. Cuando se hizo el cambio de sexto grado a la escuela intermedia, pues la escuela del Albergue se quedó sin darle una oferta a esas escuelas primarias. Entonces, teníamos que ir a la escuela intermedia a reclutar estudiantes. Pero traer sexto (grado) contribuye a que le damos esa oportunidad a la escuela primaria de traer a jóvenes como Steven y Valentina, con apenas 10 años, pero que ya tienen una trayectoria en el deporte”, explicó el director técnico de Ecedao, David Rosa.

Moreno y Dávila estuvieron presentes este martes en la preinauguración del pabellón que servirá para la práctica exclusiva de los tenimesistas y, por ahora, el aula donde cogen sus clases regulares.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

De hecho, cuando terminaron de practicar, dejaron a un lado la raqueta y la bola, sacaron sus computadoras y las colocaron encima de la mesa para comenzar sus clases virtuales. Steven iba a coger matemáticas, mientras que Valentina tenía la asignatura de historia.

Moreno - medallista de bronce por equipo en el Campeonato Latinoamericano - llegó a Ecedao procedente del Colegio Nuestra Señora de Valvanera, de Coamo, mientras que Dávila - subcampeona latinoamericana - estudió en la escuela Francisco Matías Lugo, de Carolina.

“Mi sueño es llegar a ser un olímpico”, expresó Moreno con gran elocuencia y soltura, quien dijo que su jugador favorito es él mismo; aunque expresó su admiración por el estilo de juego del chino y número uno del mundo, Zhendong Fan.

Por su parte, Dávila sueña con lograr una beca universitaria y llegar a las Olimpiadas. Su jugadora favorita es la estelar tenimesista utuadeña Adriana Díaz.

Tenis de mesa

Steven Joel Moreno recibe ayuda de uno de los entrenadores para coger sus clases virtuales en el Albergue Olímpico.