Adriana Díaz

Adriana Díaz tiene todas las credenciales para portar la bandera en la ceremonia de inauguración de las Olimpiadas el 23 de julio. 

El camino hacia una posible elección de Adriana Díaz como abanderada de la delegación de Puerto Rico en los Juegos Olímpicos de Tokio quedó despejado.

La presidenta del Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur), Sara Rosario Vélez, aclaró que la tenista y medallista de oro olímpica Mónica Puig no podrá ser la abanderada porque no cree en llevar atletas no clasificados. Puig —quien de por sí tenía complicada su clasificación olímpica— anunció recientemente que se sometió a una nueva operación en el hombro derecho.

“Siempre hemos dicho que si no está en la delegación, no debe ser abanderado. Esa siempre ha sido nuestra decisión y nuestra postura. Abrir nominación a nuestros atletas que no están en la delegación no es una buena experiencia. Los atletas que están en la delegación son los que deben de tener el legítimo derecho de ser abanderados. Y ahí hay muchos atletas que tienen el potencial para serlo”, expresó Rosario Vélez a EL VOCERO.

Aunque en la historia del olimpismo ha habido atletas que han sido abanderados sin pertenecer a la delegación, como los casos del filipino Manny Pacquiao y el nicaragüense Alexis Argüello, una de las atletas de Puerto Rico con potencial para cargar la monoestrellada es Díaz.

La estelar tenimesista utuadeña apunta como línea directa para ser la abanderada femenina de la delegación boricua. Asimismo, el Copur acogerá la opción otorgada por el Comité Olímpico Internacional (COI) de escoger a una mujer y un hombre para cargar la bandera de Puerto Rico durante la ceremonia de inauguración el 23 de julio en el nuevo Estadio Nacional de Tokio.

Díaz, de 20 años, cumpliría con todas las credenciales, ya que ha sido múltiple ganadora de medallas de oro en cuanto a los Juegos Centroamericanos y del Caribe, así como en Juegos Panamericanos.

Además, actualmente, es la campeona de América y número 16 en el mundo, según el ranking de la Federación Internacional de Tenis de Mesa (ITTF, por sus siglas en inglés).

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Rosario Vélez también descartó la opción de que el condecorado velerista Enrique “Quique” Figueroa sea el abanderado masculino de la delegación.

Figueroa, quien va para sus quintos y últimos Juegos Olímpicos, portó la insignia boricua en Sídney 2000.

“Quique es un veterano que puede ser, pero también fue abanderado. Nosotros en el Comité Olímpico no debemos repetir abanderados ni nombrar atletas que no sean parte de la delegación. No sería un buen precedente y creo que, hasta cierto punto, tenemos atletas con credencial suficiente para ser abanderados”, sostuvo.

La líder del olimpismo puertorriqueño dejó que la decisión final sea tomada a finales de este mes.

“El día 30 (de junio), como lo hemos estipulado desde el primer momento, va a haber una recomendación al comité ejecutivo. El comité ejecutivo la avalará y, de igual manera, se recomendará ante el pleno y se anunciará en la reunión ordinaria que vamos a celebrar de forma presencial después de todo el tiempo de (la pandemia del) covid. El día 1 de julio, pues esperamos que los abanderados tengan la disposición de presentarse ante el país y poder expresar sus primeras impresiones”, apuntó Rosario Vélez.

Otras atletas en la rama femenina que pudieran ser consideradas son Pamela Rosado (baloncesto), María Pérez y Melissa Mojica (judo). En varones, figuran Brian Afanador (tenis de mesa) y Wesley Vázquez (atletismo), entre otros.

En esta historia colaboró el periodista Giovanny J. Vega.