Super Bowl

Los jugadores de los Rams Aaron Donald y Todd Gurley se divierten durante la Noche de Apertura del Super Bowl.  

ATLANTA — Cinco años después que automóviles, camionetas y autobuses escolares quedaron varados en las autopistas de Atlanta, una nueva tormenta invernal se acerca a la ciudad en momentos en que miles de fanáticos comienzan a llegar para el Super Bowl LIII.

Un alerta de tormenta invernal entrará en vigor el martes a las 4:00 de la mañana para Atlanta, una ciudad conocida por sufrir embotellamientos viales incluso bajo nevadas relativamente ligeras.

El lunes, el gobernador de Georgia, Brian Kemp, indicó que las oficinas estatales en más de 30 condados en el norte del estado estarán cerradas el martes, incluyendo las del área de Atlanta.

El Servicio Nacional de Meteorología pronosticó que podrían acumularse hasta 2.5 centímetros (una pulgada) de nieve en Atlanta el martes, y hasta cinco centímetros (dos pulgadas) en suburbios del norte. Los meteorólogos advirtieron sobre la posibilidad de calles y carreteras congeladas.

El potencial para una capa de hielo sobre los caminos también es una “preocupación fundamental” entre las autoridades de emergencia, dijo Homer Bryson, director de la Agencia de Manejo de Emergencias y Seguridad Nacional de Georgia.

“Las temperaturas van a desplomarse”, dijo el gobernador en una conferencia de prensa el lunes.

“Es muy parecido a lo que vimos en 2014. Las carreteras no tendrán tiempo de secarse antes de que la humedad o precipitación sobre ellas se congele”, explicó Kemp. “Ahí es cuando tienes una capa de hielo y eso ocasiona accidentes, que provocan embotellamientos, problemas de seguridad pública y lesiones”.

El Super Bowl del domingo se jugará en el Mercedes-Benz Stadium, un recinto techado ubicado en el centro de Atlanta. El techo será abierto si las condiciones del clima lo permiten, indicaron funcionarios.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Hay 40% de probabilidades de aguaceros el domingo, pero se espera que las temperaturas alcancen los 14 grados centígrados (58 Fahrenheit). Eso es ligeramente por encima de promedio en Atlanta para los días 3 de febrero, de acuerdo con los registros climatológicos.

Pero los meteorólogos subrayaron que la amenaza inmediata es el martes, cuando las condiciones pudieran hacer peligroso viajar por vía terrestre. Los meteorólogos dijeron desconocer la extensión de las nevadas.

"Persiste cierta incertidumbre sobre la cantidad de acumulaciones de nieve y cuán al sur y al este podrían extenderse”, advirtió el servicio el lunes.