En momentos en que el gobierno aún debate cuándo reabrirán las escuelas, el jugador de origen nigeriano Chinemelu Elonu ha decidido no quedarse de brazos cruzados y hacer todo lo que esté a su alcance para remediar la situación.

El canastero ideó una iniciativa para ofrecerle tutorías a los estudiantes de la zona sur que se han visto afectados académicamente a consecuencia del cierre de planteles por los sismos que sacuden la zona desde inicios de 2020 y ahora con la pandemia de coronavirus (Covid-19).

Fue así como Elonu encontró la manera de convertirse en un agente de esperanza y decidió anotar desde otra faceta en el país que considera su segundo hogar, a más de ocho mil kilómetros de distancia de su ciudad natal de Enugu.

“Yo amo ayudar a las personas siempre que sea posible y quise hacerlo en mi segundo hogar Puerto Rico. Espero que esta iniciativa tenga como resultado grandes cosas para la juventud, que son los responsables de moldear un mejor futuro”, expresó Elonu a EL VOCERO.

Elonu ha jugado con los Capitanes de Arecibo en el Baloncesto Superior Nacional (BSN) e incluso compró una residencia para vivir a tiempo completo en la Isla del Encanto.

Ahora ha decidido aportar como un puertorriqueño más que quiere ver echar hacia adelante a la Isla en medio de los duros tiempos que se viven.

“Salones Virtuales de Esperanza busca crear enlaces virtuales entre estudiantes y profesores cualificados para proveer tutorías gratuitas. Más allá de eso vamos a proveer recursos a los padres para que puedan apoyar a sus hijos en el proceso de enseñanza en casa”, continuó el espigado canastero.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

Elonu —escogido en la pasada temporada del BSN como el mejor jugador defensivo— aseguró que ahora necesita ayuda de la ciudadanía para recaudar fondos y costear el salario de los tutores que serán parte del proyecto.

El también codirector de la fundación Hope For Us lidera iniciativas en la Isla desde 2018 para proveer materiales educativos a estudiantes y maestros de la zona norte.

“Este año quisimos desarrollar un proyecto que respondiera a las necesidades de los niños del sur que no han tenido la oportunidad de ir a la escuela y quisimos proveer una solución”, aseguró el jugador de 33 años.

La situación de los estudiantes del sur es neurálgica porque tan siquiera se han restaurado las escuelas afectadas estructuralmente por los terremotos, lo que se suma también a un criticado proceso de enseñanza virtual.

Elonu no tiene aún un límite de estudiantes que quiera impactar porque todo dependerá del nivel de recaudos logrados. “Si empezamos con dos estudiantes nada más, eso igual crearía un efecto positivo”, aseveró.

La recaudación de fondos para la iniciativa se realiza de manera virtual hasta el 30 de marzo de 2021 en: https://go.rallyup.com/hopeforuscharity/elonu.

La fundación aún no tiene definida una fecha de inicio para impartir las tutorías.