Damion James

Damion James fue uno de los refuerzos de Santurce en su última participación en el BSN. 

El regreso del baloncesto a Santurce y Manatí traerá doble beneficio para el Baloncesto Superior Nacional (BSN).

La aprobación de ambas franquicias de expansión por parte de la Junta de Directores lleva a pensar a la cúpula de la liga que la entrada de nuevos apoderados –con sus respectivos trasfondos– será un nuevo aire rumbo a la temporada 2021, que marcará el regreso de fanáticos a las canchas desde que inició la pandemia del covid-19.

Por un lado, los Cangrejeros llegarán –de la mano del manejador de artistas Noah Assad– con la intención de combinar el baloncesto con el entretenimiento.

Por el otro, los Atenienses volverán a jugar por primera vez desde 2016. Esta vez, su apoderado Ernie Cambo, apuesta a un ambicioso proyecto de desarrollo de jugadores del patio con la creación de categorías menores.

Ambos equipos concretaron su regreso a la liga el pasado martes.

“El grupo que ahora entra con la franquicia de Santurce no solo tiene experiencia en el baloncesto con San Germán, sino que tienen mucho que aportar a la liga en términos de espectáculo. No podemos olvidar que el BSN es considerada la liga profesional más importante del país y todo lo que puedan añadir ellos sobre conocimiento en espectáculo nos va a venir muy bien”, precisó el director del torneo, José Solá, a EL VOCERO.

Los Cangrejeros –quienes son ocho veces campeones del BSN– jugaron por última vez en 2016.

Manatí, en cambio, tuve una esporádica presencia en la liga con la llegada de los Atenienses desde Quebradillas en 2016. Luego, en 2017, el equipo del apoderado Félix “Felo” Rivera se movilizó a Fajardo hasta el presente.

Pese a ese historial, Solá ve en Manatí una plaza “muy buena” para establecer baloncesto a largo plazo de la mano de una nueva gerencia.

Suscríbete para recibir en tu email las noticias más importantes de Deportes.

“Manatí es una plaza muy buena. Tiene una fanaticada y un alcalde muy comprometido. Se ajusta muy bien a los intereses del apoderado que no solo está mirando el desarrollo del baloncesto, sino invertir en categorías menores y desarrollar talento del patio. A mí me sigue pareciendo una buena plaza. Lo que he visto en la gente es que están muy deseosos de visitar las canchas”, detalló.

Solá aseguró que Cambo –el apoderado de los Atenienses– es un “fiebrú del baloncesto” que pondrá a disposición su vasto conocimiento en el baloncesto internacional. “Ha tenido experiencia en el extranjero –como en España– desarrollando categorías menores y participando con equipos de tercera división en España”, dijo sobre el empresario cubanoamericano.

Nutrirán sus equipos

Por su parte, los dos equipos de expansión tendrán ahora la oportunidad de nutrir sus plantillas en un sorteo de jugadores que se realizará el 15 de abril.

De acuerdo con el reglamento, todas las franquicias de la liga pueden reservar hasta un límite de diez jugadores nativos y dos jugadores importados. Cualquier jugador nativo adicional a los diez ya reservados, tendrá que ser liberado en el sorteo de expansión de Santurce y Manatí.

En ese sorteo, ambas franquicias escogerán a los jugadores que deseen. Los canasteros que no sean seleccionados regresarán a sus equipos originales.

Manatí escogerá primero y Santurce tendrá la segunda selección.

Cada franquicia deberá escoger al menos cinco canasteros.