Asore

Pese a que las ayudas económicas provistas por el programa de Asistencia por Desempleo Pandémico (PUA) expiraron hace un mes, la industria de restaurantes aún enfrenta serios problemas de escasez de empleados que atenta contra la operación de estos negocios en toda la Isla.

Según un estudio desarrollado por la firma Inteligencia Económica y comisionado por la Asociación de Restaurantes de Puerto Rico (ASORE), un 66.6% de los dueños de restaurantes que participaron reportaron escasez de empleados de entre 15% hasta 80% de su plantilla de empleados. Esto a su vez se ha traducido en una reducción en el horario laboral o limitaciones a la ocupación de restaurantes, medidas a las que un 59% de los encuestados  recurrieron.

El estudio corresponde a la situación de los restaurantes en el tercer trimestre del año y contó con 120 participantes que forman parte de la industria, incluyendo dueños, operadores, gerenciales y empleados que representan 960 establecimientos. La muestra representativa incluye restaurantes de todo tamaño, incluyendo cafeterías, panaderías y establecimientos de comida rápida.

Ante este panorama, una alternativa que han implantado los restaurantes es ofrecer un sueldo mayor al salario mínimo de $7.25. Un 56% de los encuestados reportaron que menos de 15% de su plantilla laboral que no depende de propinas devenga el salario mínimo.

Ese panorama cambiará a partir de enero del 2022, cuando entra en vigor un nuevo salario mínimo de $8.50 por hora. Ante esa eventualidad, un 74% de los encuestados indicó que recurrirán a aumentos en  precios en los menús, mientras que 45% reportó que tendrían que reducir horas laborales a sus empleados.

En esa línea, 34% advirtió que tendrían que reducir nómina, mientras que otro 27% de los encuestados afirmó poder absorber el aumento.