Cidre

Con el fin de lograr que más personas se inserten al mercado laboral y cumplan con las regulaciones federales, el secretario del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), Carlos J. Rivera y el designado secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel Cidre, presentaron un portal para que los patronos denuncien a los empleados que reciben desempleo y sin justa causa no quieren regresar al trabajo, a pesar de que se les haya informado sobre la reanudación de las operaciones.

En alusión al 40% en la tasa de participación laboral con que cuenta la Isla, Cidre expresó que las “quejas de empleados que no quieren regresar porque prefieren quedarse en casa recibiendo el cheque de desempleo vienen de todos los niveles y esto tiene un impacto en la productividad de la Isla. Necesitamos aumentar la fuerza laboral”.

Los patronos que cesaron operaciones o redujeron la cantidad de personal de forma temporal a consecuencia de la pandemia de covid-19 o circunstancias económicas relacionadas deben informar a través de la página web trabajo.pr.gov —portal para patronos— los nombres de los trabajadores que rechazan retornar a su empleo para continuar recibiendo la compensación proveniente del DTRH.

Rivera enfatizó que el DTRH “detendrá el desembolso de fondos de manera preventiva hasta que culmine la investigación, pero el reclamante tendrá el derecho a impugnar el proceso a través de nuestra división de apelaciones. Estos son fondos federales que no se pueden otorgar sin cumplir los requisitos de ley. Se fiscalizará el otorgamiento de beneficios y las personas aptas y disponibles están sujetas a la descalificación de beneficios y a referidos a las agencias estatales o federales”.

Llamado a patronos

Cidre también exhortó a los patronos que tengan vacantes disponibles a llamar a sus empleados, y de igual forma pidió a los empleados que regresen a los empleos para reactivar la economía.

“Los negocios de manufactura, ventas al detal, oficinas de profesionales y servicios necesitan regresar a la normalidad para ofrecer la atención y el servicio a sus clientes. En la medida que el proceso de vacunación (contra el covid-19) avanza y se flexibiliza la apertura paulatina de sectores, es imprescindible que nuestro recurso humano se inserte a la par del crecimiento esperado”, enfatizó el titular del DDEC.

Cidre añadió que trabaja en un plan de acción para cuando se terminen los fondos federales una vez pase la pandemia de covid-19 y se normalice el País.

“Como va el proceso de vacunación, yo creo que las ayudas terminarán a más tardar en septiembre de 2021. Vamos a tocar las puertas del gobierno estatal y federal para hacer justicia con el Welfare to Work y aumentar la fuerza laboral con una combinación de trabajo y ayudas federales. Que las personas no sean penalizadas quitándoles las ayudas por trabajar”, indicó.

En cuanto a los derechos del trabajador, el DTRH aclaró que la Ley de Seguridad en el Empleo estipula que se podría rechazar una oferta de trabajo debido a huelga, cierre patronal u otra disputa obrera. También la persona puede hacerlo si los salarios, horas de labor u otras condiciones de trabajo ofrecidas son menos favorables a los prevalecientes para trabajos similares en la localidad. Asimismo, si —como condición para ser contratada— se requiriese que la persona se afilie a alguna unión o se abstenga de formar parte de alguna organización obrera bonafide.

Las estadísticas

Según la Encuesta al Grupo Trabajador realizada por el DTRH, el estimado de empleo ajustado estacionalmente en enero de 2021 fue de 953,000 personas.

Al comparar esta cifra con el dato a enero de 2020 —968,000— el total de personas empleadas disminuyó en 15,000.

La cifra de desempleo ajustada estacionalmente en enero de 2021 fue de 98,000 personas. Esta cifra representó un aumento de 2,000 con relación a enero de 2020, con 96,000 desempleados.