Mercadeo

Dar la bienvenida a nuevos estilos de vida y adaptarse a la realidad del mercado actual, es la clave para que las marcas permanezcan en la mente del consumidor, quien está trasformando sus hábitos y conducta para atemperarse y sobrevivir a los tiempos de Covid-19.

Wanda Montero, presidenta de Ipsos Puerto Rico, durante el Marketing Summit de la Asociación de Ejecutivos de Ventas y Mercadeo (SME) —realizado de manera virtual— detalló el comportamiento y las tendencias actuales del puertorriqueño.

“Tenemos que entender que ahora vivimos en un mundo distinto, que ya veníamos arrastrando situaciones económicas difíciles y que no hay una fecha para que acabe la crisis económica. Tenemos que ser conscientes del daño que han sufrido los consumidores”, explicó Montero, en alusión a la encuesta realizada por la firma y que evidencia que el 34% de las personas ha utilizado sus ahorros durante estos meses, el 35% dejó de pagar algunas cuentas y el 31% vio reducido el salario.

Acorde con la encuesta de Ipsos, ocho de cada 10 personas ven la posibilidad de volver a la normalidad que se experimentaba antes de Covid-19 como una idea muy lejana, que podría suceder durante el 2021 o más adelante. Seis de cada 10 personas ya se sienten cómodas con la idea de visitar un restaurante o la playa. Sin embargo, piensan que visitar un bar, gimnasio o cine, podría ser una opción en los próximos seis meses.

Entre los sectores que han reflejado un crecimiento marcado, Montero mencionó los productos para la cocina y todo lo relacionado al trabajo desde el hogar.

“La cocina pasó a ser el pasatiempo favorito de los puertorriqueños, que realizan esta actividad de manera divertida en compañía de su familia. Además, se generó una conciencia alimentaria e ideas creativas como los ‘kits’ de hacer pizza en casa. Ha sido interesante ver cómo se ha interactuado con las marcas y entraron nuevas categorías al hogar”, indicó Montero.

Por su parte, Roxana Trabanco, presidenta de Ipsos en República Dominicana, señaló que el consumidor de hoy es uno mucho más informado que en el pasado y preocupado por su salud.

“El consumidor se interesa por una ingesta de alimentos sana, es importante para él mantenerse saludable y la prevención para que su cuerpo esté preparado en el caso de que se contagie con Covid-19”, declaró.

Trabanco explicó, además, que muchas de las compras que ha realizado el consumidor responden a la necesidad de sentirse mejor ante la incertidumbre y la angustia mental que ha causado la crisis de mundial de salud. “Se ha dado el ‘revenge shopping’, que son compras para obtener una gratificación rápida, que se está dando cada vez más en todas las clases sociales. No sólo en la clase alta, también en la de menor ingreso. Piensan que se deben comprar lo que siempre quisieron tener, como los autos de lujo”, indicó.

La pandemia de Covid-19, según explicó, también ha traído una conciencia social sobre temas como el medio ambiente, sobre todo en la generación de los millenials.

“Ahora lo más importante es la seguridad, salud, empatía y los valores. El mensaje de las marcas debe ser simple, constante, con expresiones positivas y actitudes optimistas a todo lo que está pasando”, añadió Trabanco.

Con este pensamiento coincidió Santiago Blanco, jefe de Mercadeo y oficial digital de Arcos Dorados, empresa a cargo de la franquicia de McDonald’s en 21 países de Latinoamérica, y quien habló sobre el mercadeo en la nueva era.

“Antes el 45 % del comportamiento de las personas era predecible, había una rutina que ahora se volvió volátil por una nueva normalidad a la que nos estamos adaptando, por lo que tenemos que ajustar los negocios para que las marcas sigan siendo memorables”, acotó Blanco.

 Sostuvo que las tendencias de ahora son la reafirmación de valores, porque las familias están más juntas que nunca. A ello sumó la higiene, seguridad, empatía hacia los demás y una vida más simple, “porque nos dimos cuenta de que no necesitamos tantas cosas. Ahora la gente busca recibir más por lo que paga, por la preocupación económica”.