Autos eléctricos

A pesar de que las ventas de vehículos eléctricos (VE) en Puerto Rico se mantienen por debajo del 1% de la totalidad de unidades vendidas, las automotrices a nivel mundial han comenzado a aumentar la producción de modelos eléctricos, lo que dará paso a un incremento de las ventas en la Isla.

De acuerdo con Ricardo García, presidente del Grupo Unido de Importadores de Automóviles (GUIA), la industria automotriz se dirige hacia la electrificación. Explicó que la proyección mundial es que en o antes del 2030, el 30% de la venta total corresponda a vehículos eléctricos.

“Hay un sinnúmero de marcas —ya no necesariamente del segmento de lujo— que vislumbran la electrificación de todo su portafolio de vehículos para el 2025. Habrá un empuje fuerte porque hacia eso se dirigen. A medida que la producción se vaya masificando, los VE se harán más disponibles en la Isla”, proyectó García.

El también gerente general de FCA Caribbean —empresa que maneja los concesionarios de Jeep, Chrysler, Dodge y Ram en Puerto Rico— explicó que mientras unas marcas harán la electrificación completa para el 2025, otras irán introduciendo versiones eléctricas de sus modelos más vendidos paulatinamente. Jeep, por ejemplo, presentará el concepto del Jeep Wrangler VE ahora en marzo.

Ante el aumento en producción, Jesús Veguilla, propietario de Car Power Solutions —empresa que se dedicada a la venta de cargadores para autos eléctricos— expuso a EL VOCERO que para el 2025 unos 8,000 VE serán importados a la Isla, mientras que para el 2030, se espera que la cifra sobrepase las 28,000 unidades.

“Para el 2021 se esperan 2,404 autos eléctricos, que aumentará a 3,000 en el 2022, 4,000 en el 2023 y así hasta que, en el 2025 —cuando ya todas las marcas tengan sus modelos eléctricos— se vea un crecimiento exponencial en la Isla como resultado de la importación en masa”, agregó Veguilla.

Acorde con los datos del Instituto de Estadística de Puerto Rico,—desde 2017 hasta noviembre de 2020— en la Isla se han importado 786 VE. Sin embargo, para Vegilla la cantidad real debe fluctuar entre las 1,400 a 1,600 unidades, ya que entre los años 2013 —fecha que inicia la importación de VE a la Isla— hasta el 2017, no se registraban esos datos.

El empresario atribuyó la masificación de las unidades eléctricas a la prohibición a nivel mundial de los autos de combustión para contrarrestar el calentamiento global. Para el 2025 los vehículos de gasolina en Europa deben haber desaparecido, en 2035 en estados como California y Massachusetts y en 2060 en China.

Merma en precios

El costo de un VE podía superar los $65,000 —por lo que se ubican dentro del segmento de lujo— pero García señaló que con el aumento en la producción, habrá opciones disponibles para todos los presupuestos. Además, explicó que los vehículos eléctricos y los híbridos tienen una exención en el pago de arbitrios.

De hecho, en el 2020, los precios de los VE comenzaron a bajar. Según la firma de análisis de la industria automotriz Cox Automotive, el costo promedio de un vehículo eléctrico bajó a $55,600, una reducción de 13.4% al compararlo con el 2019.

“Como son vehículos que no se producían en masa, resultan más costosos y se ubicaban dentro del segmento de lujo. La industria se va a electrificar y con ese cambio el precio debe comenzar a reducirse. Con la masificación de los autos eléctricos, los precios van a bajar”, agregó el presidente de GUIA.

No obstante, Veguilla aseguró que aun cuando el costo promedio de los VE es superior al de los autos de combustión —que promedian en $19,500— al restarle el gasto en gasolina, resultan más económicos. “El costo por kilovatio al cargar estas unidades vehiculares es de cerca de 54 centavos. Por ejemplo, una carga para correr entre 38 y 40 millas por hora cuesta unos $4.00”, explicó.

“El ahorro en el cambio de un auto de combustión a uno eléctrico es de sobre 50%. Aun cuando el costo del servicio eléctrico en la Isla aumente, sigue siento más económico. Incluso, a los manufactureros se les hace más económico fabricar un auto eléctrico que uno de combustión, por lo que más allá de cuidar el ambiente, el cambio será para potenciar sus ganancias”, agregó el empresario.

Al momento, los más vendidos en la Isla son los Tesla, cuyos precios comienzan en $36,990 y podrían llegar a los $80,000. La marca recientemente inauguró el primer centro de servicio en Hato Rey.

Otros modelos eléctricos e híbridos de Nissan, Ford, Toyota, Mitsubishi, Hyundai, Audi, BMW, Volvo y Porsche, se vislumbra que estén disponibles este año en el mercado local, lo que dará paso a una variedad de casi 20 modelos.

Trastoque a las gasolineras

La transición de las automotrices de combustible fósil a electricidad podría representar un reto para las gasolineras, que se verían obligadas a cambiar su modelo de negocios. Veguilla indicó que al momento, solo una gasolinera en Humacao ha cambiado su modelo a estación de carga.

“Esto va a obligar a una transformación de las gasolineras, que se van a tener que convertir en electrolineras. En el futuro el negocio será darles electricidad a los automóviles, mientras te consumen en el establecimiento. A medida que vayan aumentando estos carros, la infraestructura irá aumentando”, sentenció.

Sin embargo, el empresario aseguró que en la Isla hay entre 150 y 200 cargadores o ‘plugshare’ que son parte de la infraestructura ‘destination charging’ que están ubicados en diferentes estacionamientos y restaurantes, lo que permite al cliente utilizar el servicio sin cargo al consumir en el local. “La venta de estos cargadores ha aumentado en el último año”, añadió Veguilla.

Por su parte, Carlos Crespo, analista del sector detallista de gasolina y expresidente de la Asociación de Detallistas de Gasolina de Puerto Rico (Adgpr), admitió que el consumo de gasolinera se reducirá sustancialmente a partir del 2025, por lo que recomendó a los dueños que vayan haciendo los cambios necesarios para no verse afectados.

“El aumento en carros eléctricos irá llegando, es un cambio inevitable. Habrá menos demanda y la oferta de gasolina va a sobrar. Esto dará paso a una caída en su precio”, afirmó Crespo.