Expo Alimentaria

Con el objetivo de aumentar la participación del sector agrícola en el producto interno bruto (PIB) de la Isla, varios funcionarios de gobierno discutieron diversas iniciativas y brindaron recomendaciones que podrían hacer más competitiva a la agroindustria y transformarla en un pilar de desarrollo económico. 

En medio de la Expo Alimentaria, actividad organizada por el Departamento de Agricultura (DA), el secretario de la agencia, Carlos Flores Ortega, mencionó que la agricultura es una alternativa viable para el desarrollo de Puerto Rico y recalcó la importancia de aumentar la cantidad de productos que se exportan que actualmente se mantiene en menos de 4%. “El campo es mucho más grande y hay oportunidad de crecimiento”, esbozó.

“Hay un mito de que hay que exportar en grandes cantidades, pero eso no se puede lograr de la noche a la mañana. Hay que empezar a hacer ese camino e incentivar a los agricultores a enviar lo que puedan hasta el momento. Tenemos que bajar el 85% de importación, aumentar la producción local a un 30% y destinar un 10% a la exportación”, aseguró Flores Ortega al tiempo que detalló que los esfuerzos de exportación quieren destinarlos a la parte sureste y oeste de Estados Unidos. 

El gobierno posee 2.2 millones de cuerdas de terreno de las cuales unas 634 mil cuerdas fueron destinadas a la agricultura por la Junta de Planificación. El secretario explicó que unas 500 mil cuerdas aproximadas son las que se están utilizando hasta el momento y que cuentan con más de 100 mil adicionales disponibles para la expansión agrícola. 

Mientras, Javier Rivera Aquino, subsecretario del Departamento de Desarrollo Económico (DDE) y exsecretario de Agricultura, recalcó que es importante elevar el consumo de los productos cultivados o producidos en Puerto Rico para poder aumentar el 1% de participación que tiene la industria agrícola en el PIB y que se traduce a $846 millones. 

“Queremos potenciar y buscar más recursos para que este sector pueda crecer. La mejor estrategia para aumentar el porciento de participación es aquella dirigida a consumo y exportación. Haciendo negocios fuera de Puerto Rico y ofreciendo nuevos productos a otros territorios, podemos elevar la aportación al PIB en hasta 3%”, manifestó al mismo tiempo que insistió en que se debe aumentar la inversión de capital. 

Flores Ortega alegó que la aportación económica podría ser mayor, pero que el nivel de participación se mide a nivel de finca y no de producto. “Ese número podría ser más alto, pero una vez el producto llega a la planta y se lleva a elaboración, le cuenta a la industria de manufactura. Eso sucede con la leche, con el café…”, agregó. 

El agrónomo también mencionó que la economía de la industria puede mejorar más agricultores se mueven a operar independientemente. “Siempre es bueno que haya agricultores que operen independientemente y que se desliguen de las ayudas del DA. El gobierno está para proveer ayuda inicial y dar asistencia donde no tengan áreas no competitivas. Nuestro deber no es cargar a las empresas, ni promover una economía basadas en ayudas de gobierno”, objetó

Por otro lado, Rivera Aquino dijo que la industria debe enfocarse en aprovechar las ayudas que están disponibles. Entre las iniciativas del DDE están las capacitaciones para empresarios agrícolas, el desarrollo de nuevos productos e investigaciones, apoyo a la recuperación del sector hidropónico y un programa para cubrir gastos de mercadeo y transportación marítima o aérea que se incurran en la exportación de un producto. 

Por su parte, Ricardo Llerandi, director ejecutivo de la Compañía de Comercio y Exportación (CCE), puntualizó la importancia de integrar la innovación a la actividad agrícola. “Existe una mala concepción de que innovar significa desarrollo e investigación o algo altamente tecnológico. La innovación va desde mejorar las operaciones, cambiar el sistema de contabilidad o mejorar la apariencia del producto”, manifestó. 

Llerandi detalló que los agroempresarios pueden beneficiarse de la Ley de Incentivos y Financiamiento para Jóvenes Empresarios y la Ley de Apoyo a la Microempresa y al Pequeño y Mediano Comerciante. Igualmente, mencionó que también pueden aprovechar las ayudas y capacitaciones que ofrecen a través de la iniciativa Puerto Rico Emprende. 

“En nuestras misiones comerciales constantemente estamos llevando agricultores y productores de bebidas y alimentos para promover la exportación. Igualmente, creamos una plataforma digital donde pueden ofrecer sus productos a posibles compradores de Latinoamérica, Estados Unidos y Europa”, agregó.