agro

Secretario del Departamento de Agricultura, Carlos Flores Ortega. >Josian E. Bruno Gomez/EL VOCERO

Para agilizar el estimado de daños y encarrilar el proceso de reclamaciones que pueda dejar un evento atmosférico en el sector agrícola, el Departamento de Agricultura tiene lista la tecnología y el personal adiestrado para manejarlo en tiempo récord, aseguró el secretario Carlos Flores Ortega.

Flores Ortega, quien ayer realizó varios recorridos por pueblos del sur y el este de la Isla, ante las advertencias por el paso cercano del huracán Dorian, explicó a EL VOCERO que luego de la experiencia del huracán María, decidieron adquirir tecnología, como drones para sobrevolarlos en plantaciones y llegar a lugares difíciles ante una emergencia, así como teléfonos satelitales para garantizar las comunicaciones.

“Creamos una unidad con 12 agrónomos pilotos de drones, que fueron certificados, y se compraron 10 drones y plantas eléctricas pequeñas para mantener sus baterías. Y con esto podemos estimar con imágenes y vídeo los daños para las ayudas y reclamaciones”, detalló el secretario de Agricultura.

Previo al aviso por la llegada de Dorian, Agricultura ya había manejado entre los meses de abril y mayo, la venta de seguros agrícolas, con un total de 4,900 pólizas emitidas, a través de la Corporación de Seguros Agrícolas. Mencionó que para poder reclamar, debe haber una declaración de huracán categoría 1 hacia arriba, no puede ser una tormenta tropical, y el área impactada tiene que estar a menos de 100 millas del epicentro del fenómeno atmosférico.

Entre los equipos que adquirió Agricultura para enfrentar emergencias, se cuenta un camión tanque que almacena hasta 2,800 galones de combustible diésel, para accionar las diferentes plantas generadoras. Flores Ortega, destacó que “la mayor preocupación es que se pierda energía eléctrica” y esto afecte las cosechas.

Como parte de los planes previos a la temporada de huracanes, la agencia realiza –a principios del segundo trimestre del año- un inventario de los cultivos que habrá a partir de julio para monitorearlos.

“Los agricultores pasamos por esto todos los años y tenemos que lidiar no solo con huracanes, también con frentes fríos y sequías, y plagas, entre otros, para proteger las cosechas”, declaró Flores Ortega, y dijo que en general el sector agrícola se ha repuesto de los estragos de los huracanes Irma y María, por lo que otro evento representaría un reto importante. “En algunos casos estamos con más producción que antes. Ahora, las plantaciones que están todavía pequeñas pueden ser más resistentes (a los vientos), pero las plátanos, guineos y papayas son las más frágiles”.

Ayer, además de visitar fincas en Santa Isabel, Flores Ortega informó que visitaría Guayama, Patillas y Arroyo. Igual se trasladaría a zonas costeras donde están las villas pesqueras, donde le preocupa que las marejadas puedan dañar infraestructura necesaria para los pescadores.

“Los agricultores ahora se están preparando mejor con placas solares, vanes refrigerados, y aprendieron a ser más resilientes. En el Departamento de Agricultura estamos mucho más preparados”, afirmó.

Según Flores Ortega, su agencia también tiene otras responsabilidades en casos de emergencias, ya que es parte del plan conjunto del gobierno, al participar como recurso para llevar alimentos a los refugios. La agencia tiene siete centros de distribución, donde se almacena alimento para llevarlos a las escuelas donde hay refugiados.