FirstBank

FirstBank Puerto Rico anunció las aprobaciones regulatorias necesarias de la Junta de Gobernadores del Sistema de la Reserva Federal, Corporación Federal de Seguros de Depósitos y la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras de Puerto Rico, para completar la adquisición previamente anunciada de las operaciones de Banco Santander Puerto Rico, sujeto a que se cumplan las condiciones para el cierre.

Sobre una base proforma al 30 de junio de 2020, al cierre de la transacción, FirstBank anticipa contar con aproximadamente $18,800 millones en activos, una cartera de préstamos de $12 mil millones, $15,400 millones en depósitos y aproximadamente 650,000 clientes. Además, FirstBank expande su red de canales a 450 cajeros automáticos, 73 sucursales y más de 3,500 empleados en toda la Corporación.

Aurelio Alemán, presidente y principal oficial ejecutivo de la Corporación, dijo estar complacido con la unión que espera completar para el 1 de septiembre de 2020.

 "Nos hemos estado preparando para una transacción estratégica y hemos estado trabajando diligentemente en la planificación de la integración. El equipo de Santander amplía nuestro banco de talento en banca individual, comercial y de negocios. FirstBank se convertirá en un competidor con mayores canales de distribución en Puerto Rico con la escala y amplitud para servir mejor a los clientes, y aumentar nuestras inversiones en innovación y desarrollo de talento. Estamos muy satisfechos de ampliar nuestra base de clientes y trabajaremos arduamente para seguir mejorando nuestra cartera de productos, servicios y canales para satisfacer sus necesidades y superar sus expectativas", comentó Alemán.

Durante el período transitorio hasta que se complete la conversión de los sistemas los clientes actuales de Santander, continuarán realizando transacciones como lo hacen actualmente sin ningún impacto en su servicio.  Además, al cerrar la transacción, los clientes de Santander podrán utilizar todos los cajeros automáticos de FirstBank libre de cargos.

Un ingreso neto de $21.3 millones, comparado con $2.3 millones en el primer trimestre. Experimentó 13.5% de aumento en la base de depósitos estables (core deposits) de los clientes en las tres regiones, aumentando $1.2 billones. Los activos no productivos continuaron disminuyéndose por $14 millones a $303.8, lo que representa solo el 2.2% del total de activos.

Este trimestre estuvo impactado por el cierre total y la gradual reapertura de los negocios, demostrando signos de recuperación con el aumento de actividad en la última mitad del trimestre, un buen indicativo de la fortaleza de su base de clientes. La actividad de originación repuntó en el mes de junio, representando aproximadamente 60 % de la actividad total de originaciones en las carteras de consumo e hipotecas del trimestre. 

La asignación de recursos para manejar la implementación de los programas de moratorias, y préstamos para el pago de nómina garantizados por SBA, le proveyeron a los clientes liquidez adicional, lo que se evidencia en el crecimiento de la base de depósitos. Al 30 de junio se otorgaron más de 75,000 solicitudes de moratoria en préstamos de consumo, que incluían hipotecas, auto y leasing, tarjetas de crédito y préstamos personales. En el sector comercial, se otorgaron sobre 800 solicitudes de moratorias y más de 6,000 clientes comerciales se beneficiaron con $375 millones del Programa de Préstamos de Protección de Nómina de SBA para apoyar sus negocios y proteger empleos.