casas

El Departamento de la Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos (HUD, por sus siglas en inglés) anunció la implementación de sus programas de asistencia federal por desastre para Puerto Rico, que incluye dispensas con flexibilidades y alivios administrativos en ejecuciones hipotecarias en los municipios incluidos en la declaración de desastre mayor de la Administración del presidente Joseph Biden.

La comunicación de HUD establece la moratoria automática de 90 días para las ejecuciones de las hipotecas aseguradas por la Administración Federal de Vivienda (FHA, por sus siglas en inglés), que comenzó en la fecha de la declaración presidencial del desastre mayor, al igual que para el programa Secc. 184 de garantía de préstamos para vivienda. Concedieron, además, extensiones automáticas de 90 días para las hipotecas de conversión sobre el valor de la vivienda (mejor conocido como hipoteca “reverse”) a partir de la misma fecha. De igual forma, hace referencia al programa Secc. 203(h) de HUD, el cual provee un seguro de FHA para las víctimas de desastres mayores, y al programa Sección 203(k) de seguro hipotecario para rehabilitación.

“La Asociación de Bancos de Puerto Rico (ABPR) resalta la importancia de utilizar las agencias de consejería de vivienda aprobadas por HUD, que están llamadas a estar preparadas para ayudar de manera gratuita a las personas afectadas por desastres naturales, con el fin de determinar cuál es su necesidad de asistencia y los recursos que están disponibles para ellos”, expresó Zoimé Álvarez Rubio, vicepresidenta ejecutiva de la ABPR.

Álvarez Rubio señaló que, además de HUD, se expresaron específicamente por la emergencia ocasionada por el huracán Fiona, FEMA, FDIC, Fannie Mae y Freddie Mac. “Es por esto que, una vez más, la ABPR hace un llamado a todo cliente que haya sido afectado por el huracán Fiona a comunicarse de inmediato con su agente hipotecario (también conocido como el administrador del préstamo, que es la institución a la que usted paga su hipoteca mensualmente)”, añadió.

Luzmarie Vélez, presidenta de la Asociación de Banqueros Hipotecarios de Puerto Rico, y Álvarez Rubio, expresaron el respaldo a sus clientes, resaltando que deben comunicarse con sus instituciones bancarias para recibir ayuda en el caso de que hayan sido afectados por Fiona.

“Las ayudas dependen del producto hipotecario, el tipo de préstamo y de los inversionistas, porque sus reglas no son uniformes para todos los casos”, resaltó Vélez.

En tanto, Álvarez detalló que “la banca comercial ha organizado sus oficinas de mitigación de préstamos y ha estado proveyendo asistencia de acuerdo con las guías de desastre aplicables y de mitigación de pérdida, atemperándolas continuamente con comunicaciones recibidas de inversionistas o ente federal aplicable”.

Según la vicepresidenta de la ABPR, en momentos de emergencias los bancos comerciales e instituciones financieras siempre les han extendido a sus clientes medidas de alivio inmediatas, entre ellas la eliminación de cargos por pago tardío en préstamos de auto, préstamos personales y tarjetas de crédito.

 “La ABPR mantiene informado a su regulador local, Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras (OCIF), ramas gubernamentales, ejecutiva y legislativa, sobre sus medidas de alivio. La industria trabaja con las guías de desastre de los inversionistas, que fueron activadas con la declaración del presidente de Estados Unidos, Joseph Biden”, indicó.

 La ejecutiva también aclaró que muchas de las propiedades en los municipios que se vieron afectados por Fiona no están hipotecadas ni financiadas con el respaldo de un ente federal por encontrarse en zonas inundables o propensas a deslizamientos. Esto significa que se trata de propiedades que ya están saldas o que no tienen una obligación financiera adjunta.

“No obstante, la emergencia sí pudo haber afectado otras obligaciones financieras como préstamos personales, de auto o tarjetas de crédito; y la exhortación es que se comuniquen con su banco para recibir orientación y ayuda respecto a esos productos financieros”, señaló Álvarez.

 Propuestas locales

A nivel local, la senadora, Keren Riquelme, había propuesto una moratoria de 90 días a los pagos de préstamos hipotecarios y de vehículos de motor para las personas afectadas por el azote del huracán Fiona.

Asimismo, la organización sin fines de lucro, Ayuda Legal Puerto Rico (ALPR), también exhortó a proteger las familias de desahucios, ejecuciones hipotecarias y cortes de servicios esenciales.

“La protección de la vivienda tras una declaración de emergencia es vital para la recuperación comunitaria. Establecer una moratoria de desahucios, ejecuciones de hipotecas y cortes del servicio de electricidad y agua por un plazo de 90 días es una medida balanceada, justa y necesaria para el proceso de recuperación”, resaltó Ariadna Godreau Aubert, directora ejecutiva de ALPR.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.