Ahorros

Para salir a flote de la actual crisis financiera que ha provocado la emergencia salubrista a nivel mundial, es vital fomentar la costumbre de ahorrar y pensar en los ingresos necesarios para subsistir al momento del retiro, anticipando otras situaciones que puedan afectar las finanzas personales o familiares.

El asesor financiero de la firma MassMutual Puerto Rico, Celso Q. Rodríguez, recomienda sacar una partida de dinero para el ahorro que sea parte de las transacciones mensuales de cada individuo, sin importar la cantidad de ingreso que reciba.

“Siempre ha sido importante ahorrar, pero el 2020 nos enseñó más que nunca que esta acción es la base del éxito financiero. Quienes han ahorrado, son las personas que han sobrevivido en la crisis del Covid-19. Los que no, se han visto muy mal”, indicó Rodríguez.

Considera que ahorrar es algo que se debe enseñar en todo hogar desde las edades tempranas de los miembros de la familia —no importa la condición social de las personas— ya que lo ideal es lograrlo en conjunto para obtener un mayor beneficio.

“Mientras más rápido se haga mejor, pero nunca es tarde para comenzar a ahorrar. Si no se les enseña a los niños a hacerlo, luego se endeudan y vienen a buscar ayuda en los padres. Se quedan en un círculo vicioso, toman un préstamo personal y no han terminado de pagarlo cuando toman una tarjeta de crédito con altos intereses y se siguen endeudando”, explicó sobre los casos que llegan constantemente a su oficina a pedir asesoría.

La manera adecuada para lograr las metas financieras, según detalló, es acostumbrarse a guardar el 10% o más de los ingresos mensuales y tener en el banco dinero para cubrir los gastos por un periodo de entre nueve meses y un año.

“Antes se recomendaban seis meses, pero con la pandemia de Covid-19, este tiempo aumentó. Esto se puede lograr aun con un salario bajo, porque si a alguien se le daña la nevera o el carro, siempre consigue el dinero para arreglarlo. Lo ideal es tener ese dinero para arreglar estas cosas con el efectivo guardado que cuesta mucho menos que pagarlo con una tarjeta de crédito o un préstamo personal”, aconsejó el experto.

También aconseja que se deben tener en cuenta las prioridades del hogar y no gastar dinero innecesariamente ni cuando el ingreso familiar lo permita.

“Veo cómo familias se van todos los años a Disney World sin poder y llegan y se van a la quiebra. Esto es lo mismo que ha hecho el gobierno, gastar lo que no tenía y pedir prestado llevándonos a un déficit y una gran deuda. Hay que ahorrar primero y luego gastar. Siempre hay que dejar una reserva para los imprevistos”, indicó el asesor.

La clave, según Rodríguez, es mantener la disciplina del ahorro y evitar aumentar las deudas, que usualmente siguen atrayendo nuevas deudas. Indicó que luego de contar con la cantidad de dinero recomendada en una cuenta de ahorro, es que se procede a analizar y planificar un plan de inversiones, con una compañía y un profesional certificado.

“Hay diferentes alternativas de inversión que dependen del nivel de riesgo que quiera tomar la persona y de si la meta es a corto o largo plazo. La fórmula y el plan financiero es diferente en cada caso”, señaló.

Entre las opciones que se deben analizar junto a un profesional que pueda orientarlo según sus ingresos, intereses y planes para el futuro, aseguró que hay varias opciones y que se recomienda no tener todo el dinero ahorrado en una misma cuenta.

“Están las anualidades que se van acumulando para el retiro, las pólizas de seguro de vida que además de cubrir a familiares en caso de muerte, acumulan dinero que puede ser un suplemento adicional al retiro. También están los 401K y las IRAS, entre otros instrumentos de inversión. Lo ideal es tener diferentes fuentes de ingreso y no vivir en el retiro solo del seguro social”, agregó Rodríguez.