Economía

Durante la última década, el flujo de fondos del gobierno federal a Puerto Rico ha aumentado de manera acelerada. El valor de las transferencias federales aumentó de $13,978 a $21,052 millones.

Si lo medimos, las transferencias federales, como proporción del Producto Nacional Bruto (PNB), la dependencia ha aumentado de 22.3% en el 2009, a 31.3% en el 2018. Lo que esto implica es que el dinero que recibimos del gobierno federal cada día tiene un rol mayor en la actividad económica de Puerto Rico. Desde el funcionamiento del mismo gobierno estatal, hasta la industria de la salud y el acceso a los alimentos de amplios sectores de la población.

Para efectos del análisis es importante diferenciar las transferencias que son provistas por el gobierno federal sin que haya aportaciones de Puerto Rico, y las transferencias atadas a prestaciones que ha hecho el gobierno de la Isla.

Screenshot (69).png

Por ejemplo, para el 2018, el mayor componente de las asignaciones federales a la Isla fue el pago de seguro social, con $7,201 millones, representando cerca del 33% de los fondos recibidos. El 45% de los hogares en Puerto Rico, reciben seguro social.

Como se sabe, las personas pagaron por ese dinero mientras estuvieron trabajando. El segundo componente, de desembolsos fueron los pagos de Medicare, con $6,561 millones, donde también hay aportaciones de los trabajadores locales.

Junto con el MEDICAID, en el que la Isla recibió sobre $3,800 millones luego del paso del huracán, se financia el 60% de la industria de salud.

El tercer componente más grande de dinero federal enviado a la Isla en el 2018 fue el de los fondos del Programa de Asistencia Nutricional (PAN) con $2,282 millones. En ese período, el PAN tuvo un incremento significativo para mitigar los efectos del huracán “María” en la economía local.

Recientemente, el Departamento de Agricultura Federal, extendió nuevamente un incremento de $600 millones, en adición a los $1,200 millones que se proveyeron luego del huracán. De ordinario, la Isla recibe $1,700 millones anuales, que permite al 38% de la población en desventaja económica tener acceso a alimentos. A su vez, el PAN es un importante componente de la industria de alimentos.

La industria de las universidades también se beneficia de los fondos federales. En el 2018 se recibieron $861 millones para financiar becas universitarias a estudiantes con necesidad económica. Y, por último, para vivienda, en el 2018, el gobierno federal envío $568 millones para financiar todo lo relacionado con vivienda pública.

Screenshot (70).png

Este desglose de fondos por partida nos deja saber el rol que tienen los fondos federales en el funcionamiento de la economía de la Isla. Dentro del complejo ambiente fiscal que prevalece en la capital federal, es importante que se comiencen a construir planes que permitan mitigar una posible reducción en los fondos. La mayor dependencia se manifiesta en la industria de alimentos y de salud, dos sectores claves.

La información que tenemos es que hay inquietudes en algunos círculos de poder en Washington hacia mucho de los beneficios que hoy recibe la Isla, como por ejemplo el reembolso del impuesto a las corporaciones foráneas. De ahí la importancia en comenzar a desarrollar soluciones propias.

Este análisis fue redactado por la unidad de investigaciones de Inteligencia Económica, disponible para suscriptores junto a más de 100 indicadores económicos.

Para más información sobre nuestra firma o nuestros servicios, PRESIONE AQUÍ.