Préstamos SBA

 

La Administración Federal de Pequeños Negocios (SBA, por sus siglas en inglés) cerrará el año con 439 préstamos aprobados a pequeñas empresas en Puerto Rico e Islas Vírgenes, lo que representa un aumento de 35% y 28% respectivamente sobre los préstamos aprobados durante el pasado año.

La directora de SBA para Puerto Rico e Islas Vírgenes, Yvette Collazo, explicó que de la totalidad de préstamos aprobados, unos 190 préstamos —que totalizaron $39 millones— fueron destinados a pequeños negocios en áreas rurales. Previamente, mencionó que luego del huracán María, más personas están interesadas en establecer sus negocios como una alternativa para prosperar en el futuro.

“Si bien es cierto que nuestra economía continúa recuperándose a dos años de la devastación que dejaron los huracanes Irma y María, también es cierto que nuestros empresarios son resistentes y perseverantes. Nuestros resultados hablan por sí solos, los pequeños negocios continúan estableciéndose y creciendo, y acuden a la SBA para ayudar a satisfacer sus necesidades financieras”, mencionó Collazo.

En septiembre del pasado año, el establecimiento de nuevos negocios en la Isla había crecido un 30%, tras la SBA haber aprobado más de $1.8 mil millones en préstamos por desastre. Se estima que actualmente la cifra podría ser aun mayor. Según datos de la organización, los pequeños y medianos empresarios producen el 81.3% aproximado (681,058 personas) de los empleos que genera el sector privado. Dentro de esta cifra, unas 555,945 personas laboraban en negocios de 25 empleados o menos.

Hasta el pasado 30 de septiembre, SBA había aprobado 384 préstamos para un total de $56.7 millones bajo el programa 7(a) de Préstamos Garantizados. “Este programa provee financiamiento para una variedad de propósitos comerciales, tales como capital de trabajo, expansión o renovación de instalaciones, compra de maquinaria y equipo; y la compra de terreno, entre otros”, detalló la directora.

Por otro lado, a través del programa de Compañía de Desarrollo Certificada —diseñado para promover el desarrollo económico de una comunidad generando empleos mediante el financiamiento de activos fijos a largo plazo— la SBA también otorgó 55 préstamos por $21.5 millones.

Asimismo, Collazo explicó que para facilitar el acceso a capital a más pequeños negocios existentes y potenciales en Puerto Rico, añadieron la Cooperativa de Ahorro y Crédito Jesús Obrero, así como a la organización Latino Economic Development Center (LEDC) a su base de instituciones financieras autorizadas en la Isla.

Además, la directora informó que la Corporación para el Fomento Económico del Comercio y de las Comunidades (Cofecc) recibió también la aprobación para expandir su cobertura a las Islas Vírgenes.