Car rental agencies in Helsinki Airport

Si alquilas un vehículo para uso de placer a una entidad como Hertz o Avis y ocurre un accidente que le ocasionó daños a un tercero —como la muerte o daños a la propiedad ajena— la póliza de seguro de automóvil personal sí le provee cubierta hasta el límite de seguro que usted haya adquirido.

Ahora bien, es importante que sepas que la póliza de seguro de automóvil personal cubre en exceso de la póliza de seguro del dueño o entidad que le alquiló el automóvil. También es importante que sepas que si tu aseguradora de automóvil personal es responsable o incurre en un gasto o pago de reclamación por concepto de un auto alquilado, entonces se podrá ver afectada su experiencia de pérdidas lo cual podría resultar en un alza en la prima o en la no renovación de tu seguro de automóvil personal.

Con relación a las cubiertas como colisión, robo y vandalismo tu póliza de seguros de automóvil personal le provee cubierta al vehículo alquilado siempre y cuando esta póliza tenga la cubierta para colisión, robo y vandalismo. Tu seguro de automóvil personal cubre en exceso del seguro de la compañía de alquiler. Lo que mucha gente no sabe, es que su seguro de automóvil personal no cubre la pérdida del automóvil que alquiló.

Por ejemplo, si alquilas un automóvil, en caso de un accidente o si se lo roban, dicho evento le genera una pérdida de ingreso a la entidad que se lo alquiló por el tiempo en que el automóvil se encuentre en reparación o en caso de robo, por el tiempo que la compañía de alquiler demore en reemplazar la unidad. Al no tener cubierta en su póliza de seguro de automóvil personal serías responsable en tu carácter personal de reembolsar a la compañía de alquiler por la pérdida de ingreso de esa unidad. Esa falta de cubierta en tu póliza de seguros de automóvil personal te podría costar miles de dólares.

Por otro lado, utilizar los seguros que ofrecen las tarjetas de crédito para cubrir daños como robo, colisión y vandalismo de un vehículo alquilado tampoco es recomendable. La primera razón se debe a que hay que leer el ‘fineprint’ del contrato que provee la tarjeta de crédito para saber qué cubre o no cubre dicho seguro. Muchos de estos seguros excluyen automóviles con valores de más de $50,000 y autos deportivos.

Segundo y aún más importante, en caso de colisión, robo o vandalismo, lo primero que hará la compañía de alquiler es hacerle un cargo a tu tarjeta crédito por el valor real del vehículo —si se trata de un robo— o el valor real de los daños —si se trata de una colisión o vandalismo— y, además, también tendrás que pagar por los intereses relacionados con dicho cargo hasta tanto el dueño o compañía de alquiler sea compensada por el seguro de la tarjeta.

Tercero, el seguro de la tarjeta de crédito paga solo por reembolso. Eso quiere decir que tienes que sacar primero el dinero de tu propio bolsillo para pagar por los daños de robo, colisión o vandalismo del auto alquilado antes de que el seguro de la tarjeta de crédito te reembolse el dinero.

La recomendación es que siempre que alquiles un automóvil para uso de placer, aceptes pagar por los seguros de responsabilidad pública, colisión, robo o vandalismo que te ofrece la compañía de alquiler, aunque tengas que pagar un costo adicional. La ventaja es que si ocasionas un daño corporal catastrófico —como la muerte— a un tercero, daños a la propiedad ajena, daños por colisión, robo o vandalismo a la unidad alquilada, simplemente le haces entrega de las llaves a la compañía de alquiler y que te entreguen otra unidad para que puedas seguir disfrutando de tus vacaciones.