Ricardo García, presidente de GUIA

Ricardo García, presidente de GUIA. >Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO

Ante las expectativas de que en los próximos años se produzca un aumento en la venta de vehículos híbridos y eléctricos, la industria de autos en Puerto Rico vigila de cerca los planes de desarrollo de la infraestructura eléctrica.

“Se espera que para el 2030 cerca del 40% de la manufactura global de los autos sean híbridos o eléctricos y haya menos dependencia del combustible, por lo que tenemos que prepararnos para eso y necesitamos una red eléctrica más sólida para la carga de los autos”, explicó Ricardo García, presidente del Grupo Unido de Importadores de Automóviles (GUIA).

Estas expresiones fueron parte del evento de Guía Educa sobre las proyecciones económicas y las herramientas de negocio para la industria en el año 2022, celebrado en Vivo Beach Club en Isla Verde. En la actividad se hizo referencia a la necesidad de crear estaciones de carga a través de la Isla para abastecer la demanda de energía eléctrica que necesitarán estos autos.

“Se está viendo una transición rápida por lo que debe haber una planificación energética para suplir la necesidad de los autos eléctricos. La industria de autos es una de las que más va a necesitar que tengamos una red eléctrica fuerte”, añadió el presidente.

La venta de autos

Aunque al momento la venta de autos híbridos y eléctricos conforma solo el 1% de la venta total de carros en Puerto Rico, se espera que este mercado vaya creciendo paulatinamente. No obstante, la venta de vehículos de combustible ha seguido sólida durante este año y se espera que el 2021 culmine con cerca de 130,000 unidades vendidas en los concesionarios de Puerto Rico.

“Se han vendido 107,992 autos, lo que demuestra un crecimiento de 53%, si se compara con el 2020 cuando se vendieron 70,175”, detalló García.

Sin embargo, aunque el mercado se ha mantenido en constante movimiento, durante los últimos meses las ventas han ido mermando.

“En octubre la venta fue de 9,200 autos, el quinto mes que han ido bajando las ventas, lo que indica que la industria se está nivelando, aunque las ventas siguen saludables”, aseguró.

Las flotas de vehículos de motor también tuvieron una baja de 5.1% en octubre de 2020, y de 3.9% para la misma fecha del 2021, agregó.

Por otro lado, se informó de una tendencia al aumento en la compra de autos SUV compactos, con una venta anual de 30,000 unidades, seguido por los SUV subcompactos, con 16,000 vehículos y SUV mini con 12,000 unidades vendidas.

El sedán se está vendiendo menos, se indicó, lo que se refleja en las estadísticas del 2020 con el 31%, mientras que en el 2021 la venta bajó a 26.5%. En el caso de los SUV, aumentó de 53.3% en el 2020, a 57.9% en el 2021.

Según detallaron, los autos que más se venden en la Isla son los japoneses, con 51%, seguido por los coreanos con 26%, americanos con 18% y europeos con 5%.

Durante la actividad se habló de la importancia de no engañar al cliente, quien cada día está más informados sobre cuán favorables son sus compras por toda la información que puede acceder a través de las plataformas digitales y redes sociales.

“La mayoría de los consumidores llegan con mucha información al momento de la compra de un auto porque todo el tiempo están haciendo ‘reserch’ en internet”, expuso García.

También se discutió la importancia de que el sector automotriz se incorpore y adapte al mercadeo y a la venta digital para ser competitivo.