Cheques de estímulo

Se espera que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anuncie su plan para ofrecer apoyo financiero a las familias durante un discurso que ofrecerá este miércoles, 28 de abril ante una sesión conjunta del Congreso.

El plan es la pieza final de la propuesta del mandatario de invertir cientos de miles de millones de dólares en prioridades demócratas clave como la educación, el cuidado de niños y licencias pagadas.

Aunque el Servicio de Rentas Internas (IRS) todavía está entregando pagos únicos para el tercer cheque de estímulo de $1,400, miembros del Congreso han pedido a Biden que incluya una cuarta ronda de pagos directos en el próximo gran proyecto de ley.

Tras el paquete de alivio económico de $1.9 billones que aprobó el Congreso a principios de marzo, la administración Biden está esbozando dos propuestas de estímulo adicionales para 2021 que enviarían más dinero directamente a las personas.

Primero Biden planea lograr la aprobación de su plan de empleos e infraestructura de $2.2 billones. Luego el presidente dedicará sus esfuerzos a concretar un gasto de $1.5 billones en nuevos créditos fiscales para el plan de familias, el tercer paquete de estímulo, según el diario The Washington Post.

EL ENVÍO DE MÁS DINERO

Los detalles de la segunda y tercera parte de los planes de estímulo de Biden aún se están elaborando, pero ya se están discutiendo propuestas que podrían significar el envío de más dinero a los estadounidenses.

Para ayudar a las familias a llegar a fin de mes, el plan de familias que propondrá el mandatario este miércoles extendería el crédito tributario por hijos ampliado que proporcionará a los padres una especie de "cheques de estímulo" mensuales, por hasta $300 por niño.

Esos pagos ahora están planificados solo para 2021, pero según se informa, se extenderían hasta 2025 según el nuevo paquete de gastos.

Por ahora, no está claro si el plan de las familias de la administración incluirá una cuarta ronda de los cheques de estímulo habituales para la mayoría de los estadounidenses.

Ni Biden ni la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, han hecho ningún comentario, por lo que se seguirá de cerca el discurso en busca de pistas.

Pero grupos de defensa de los consumidores, y numerosos legisladores demócratas del Congreso han estado aumentando la presión sobre Biden para que respalde no solo un cuarto cheque de estímulo, sino también pagos regulares en efectivo hasta que termine la crisis de covid.

"Las familias no deberían tener que preocuparse por si tendrán suficiente dinero para pagar los artículos esenciales en los próximos meses mientras el país continúa luchando contra una pandemia mundial", dijeron a Biden alrededor de 20 senadores demócratas en una carta que enviaron al presidente en la que propusieron pagos recurrentes a los estadounidenses.