Boeing

Un Boeing 737 MAX 8 en construcción para la aerolínea india Jet Airways luego de un vuelo de prueba en Boeing Field, en Seattle.

Boeing informó el miércoles que perdió $2,400 millones en el segundo trimestre del año y que desacelerará su producción y recortará más empleos, a medida que la demanda de aeronaves comerciales se reduce durante la pandemia del coronavirus.

Las pérdidas superaron por mucho las expectativas de Wall Street; al igual que su desplome de ingresos, que cayeron en un 25%.

“La realidad es que el impacto de la pandemia en el sector de la aviación sigue siendo severo”, dijo el director general David Calhoun. Agregó que las aerolíneas están demorando sus compras, retrasando las entregas y defiriendo el mantenimiento opcional, “y todo esto afecta a nuestro negocio y nuestras ganancias”.

Calhoun dijo que tomará alrededor de tres años volver al nivel de pasajeros de 2019. El martes, un grupo comercial de la industria de aerolíneas informó que los traslados aéreos no recuperarán los niveles previos a la llegada de la pandemia hasta, por lo menos, 2024, un año más que el pronóstico anterior. La Asociación Internacional de Transporte Aéreo citó la incapacidad de Estados Unidos y de países en desarrollo para contener el coronavirus.

Debido al menor interés de las aerolíneas por adquirir nuevos aviones, Boeing Co. dijo el miércoles que reducirá su producción de modelos 787 y 777 y que demorará la presentación de un nuevo modelo de gran capacidad, el 777X, por todo un año hasta 2022. La compañía estudiará la posibilidad de cerrar una de sus dos plantas en las que se fabrica el 787: una de ellas se encuentra en Seattle y la otra en Carolina del Sur.

Además, Boeing dejará de construir la versión de carga del enorme 747 en 2022, lo que significa el fin del emblemático jumbo jet.

La compañía pospuso el anticipado regreso del polémico 737 Max, al que se le ha impedido volar desde marzo de 2019 luego de estar involucrado en dos desastres en los que murieron 346 personas. El director financiero Greg Smith dijo que Boeing prevé que la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) permita que la compañía reanude sus entregas del Max en el último trimestre del año, un trimestre después que el estimado más reciente de la compañía.