Entrega

Hasta el pasado mes de junio el uso de las plataformas de entrega de comida se elevó a sobre 30%. >Suministrada

A pesar de que la pandemia generada por el coronavirus (Covid-19) ha sido letal para algunos negocios locales, para otros —como es el caso de los servicios de entrega de comida a domicilio— ha representado una oportunidad para expandir sus operaciones y adentrarse en nuevos mercados.

Previo a la emergencia, el uso de las plataformas digitales para comprar alimentos preparados era limitado, pero tras la necesidad de mantener el distanciamiento social, los consumidores locales se vieron obligados a cambiar significativamente sus conductas de compra y al estar los demás comercios cerrados, invirtieron más dinero en alimentos.

De acuerdo con un estudio de la Cámara de Mercadeo Industria y Distribución de Alimentos (MIDA), hasta el pasado mes de junio el uso de estas plataformas se elevó a sobre 30%. La pandemia generó que en solo tres meses, las plataformas de entrega a domicilio de comida preparada crecieran en el mercado local, lo que tomó años en Estados Unidos.

Ninoshka Rosado, directora de mercadeo de Dame un Bite, expresó a EL VOCERO que a pesar de las complicaciones operacionales que acarrea la pandemia, lograron triplicar la cantidad de órdenes que reciben en comparación con sus operaciones previo a la pandemia, incrementaron la plantilla de empleados y también la cantidad de choferes.

“Registramos unos logros significativos a pesar de que tuvimos serios escollos en el proceso. Muchos restaurantes cerraban, cambiaban sus horarios y menús y no nos avisaban. Esto resultaba en órdenes canceladas. Tuvimos que contratar siete personas para servicio al cliente y 14 personas adicionales por un periodo para actualizar la información de los restaurantes”, detalló la ejecutiva.

Actualmente, la empresa cuenta con más de 1,000 choferes distribuidos alrededor de los 13 municipios en los que opera y entre los que tiene 679 restaurantes. Durante los primeros meses de la pandemia, expandieron sus operaciones a Ponce, Mayagüez y Aguadilla; y ahora proyectan agregar otro municipio en diciembre y dos más en el primer trimestre del próximo año.

“Otra cosa que pasó en la pandemia es que los restaurantes de comida rápida se unieron a nuestro servicio. Si no hubiese pasado la pandemia, esto no hubiese sucedido porque llevábamos en comunicación con ellos desde hace dos años y por cuestiones de corporación y contratos, no podían”, mencionó Rosado.

Asimismo, la directora de mercadeo explicó que están en el proceso de expandir las categorías para ampliar los ofrecimientos. “Estamos haciendo entrega de otros comercios. Vamos a tener ferreterías, farmacias, florerías, tiendas… Estamos buscando que Dame un Bite se convierta en un centro comercial digital. Esta situación nos ha ayudado a adelantar las metas que teníamos a largo plazo”, agregó.

Por su parte, Laura Tirado, principal oficial ejecutiva de Uva, también aseguró que han visto una bonanza a raíz de la pandemia. La ejecutiva explicó que durante los meses que duró el confinamiento inicial, lograron sumar 50,000 usuarios nuevos a su plataforma de entrega y duplicar las órdenes. La empresa ha registrado un crecimiento total de 100% al compararse con el pasado año.

“La pandemia ha adelantado en alrededor de ocho años las proyecciones mundiales de transformación digital y nosotros nos estamos adaptando para hacerle frente al auge que esto supone. Nos hemos asegurado de no sólo ofrecer comida preparada, sino que puedan pedir productos de farmacias y supermercados, tiendas de ropa, prendas, libros, juegos, artículos para hacer ejercicios, entre otras cosas”, acotó la ejecutiva.

Tirado indicó que en octubre habilitaron una sección en la plataforma con más de 40 tiendas reconocidas para que las personas puedan hacer sus compras navideñas sin necesidad de ir al centro comercial y, a su vez, contribuir a que no se siga propagando el virus. Como resultado han registrado un incremento de 200% en consumo desde que se lanzó y esperan que se cuadruplique en las navidades.

“Se vislumbra una segunda ola de contagios para las festividades. Además, grandes compañías como Amazon no tendrán tantas rutas como antes y ya se han comenzado a demorar sus entregas. Nuestra apuesta no sólo es ayudar a controlar la propagación, sino también ayudar al comerciante local a aumentar sus ventas y satisfacer las necesidades de los clientes locales”, afirmó Tirado.

La ejecutiva de Uva informó, además, que aumentaron la plantilla de empleados de cinco a más de 30 personas para poder cumplir con la expansión.

Asimismo, agregó que están contratando cerca de 40 mensajeros semanales —que se suman a los más de 1,000 con los que ya cuentan— para satisfacer la creciente demanda en órdenes que han registrado en los más de 400 comercios que forman parte de la plataforma.

Por otro lado, Uber Eats detalló a EL VOCERO a través de comunicación escrita, que experimentaron un aumento global de 83% interanual en la demanda —desde mediados de marzo hasta la fecha— y que los pedidos registraron un aumento de 40% entre febrero y abril.

En cuanto a sus operaciones en Puerto Rico, la empresa expandió su servicio de entrega a Canóvanas, lanzó un programa de lealtad para restaurantes y han diversificado sus ofrecimientos para atender las nuevas necesidades de los clientes locales. Ahora cuentan con productos de supermercados, tiendas de conveniencia y juguetería.

“Nos hemos convertido en una importante herramienta de apoyo a la comunidad empresarial local, dotando a los restaurantes con tecnología de vanguardia que los ayuda a mantener la continuidad de sus operaciones. La aplicación también se destaca como fuente para que los socios repartidores generen ganancias adicionales, cosa que nunca está demás, especialmente en estos tiempos”, declaró Uber Eats a este rotativo.

Asimismo, la compañía aprovechó la pandemia para hacer un rediseño de su aplicación y página web, que en América Latina registró un aumento de 86% en pedidos en línea durante el mes de septiembre.

“Este rediseño va más allá de la aplicación y estas novedades también aplican a nuestra página web. Este cambio de ‘look’ está enfocado en que la experiencia de buscar comida sea más expedita y más fácil”, puntualizó Uber Eats.