Omar Marrero

El director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf), Omar Marrero. >Archivo/EL VOCERO

El director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf), Omar J. Marrero, anunció la publicación de una solicitud de propuestas (RFP, por sus siglas en inglés) dirigida a firmas capacitadas para proveer servicios de administración del fondo para la infraestructura de telecomunicaciones de banda ancha.

Con el fin de acelerar el crecimiento del acceso a banda ancha en Puerto Rico, con énfasis en áreas sin servicio, sub-atendidas o fuera del área metropolitana, el administrador del fondo seleccionado llevará a cabo una evaluación de base del estado actual del servicio de banda ancha en Puerto Rico.

Además, a partir de esa evaluación establecerá un programa de subvenciones para proveedores de servicios de banda ancha de conformidad con un acuerdo de administración del fondo para la infraestructura de banda ancha.

“Sin duda el servicio de banda ancha provee numerosos beneficios socioeconómicos a los individuos y a las comunidades: facilita la educación a distancia, aumenta la productividad de los negocios y da acceso a óptimos cuidados de salud. La administración de la gobernadora Wanda Vázquez Garced quiere darle mejores oportunidades al pueblo de Puerto Rico a través de un acceso mejor y más equitativo a la educación, la salud y la información”, expresó Marrero.

Añadió que muchas jurisdicciones están invirtiendo y promoviendo la banda ancha como parte de sus iniciativas para transformar sus redes en activos más estratégicos. De esta manera, el gobierno, las empresas privadas y el público general se puedan beneficiar y se continúe impulsando el crecimiento económico en los sectores rurales.

“El valor de una banda ancha es imprescindible para nuestra economía moderna, en el momento que se brinden los recursos necesarios, esto se traducirá en negocios más competitivos y mayor prosperidad para nuestras comunidades. En las áreas rurales, aun es más significativa su contribución ya que permite expandir servicios a la ciudadanía de una manera nunca antes vista, particularmente, en las áreas de seguridad, salud y educación, así como otros sectores económicos relacionados con la agricultura”, agregó.

El plan fiscal certificado del presente año fiscal asigna $400 millones para apoyar los esfuerzos de expansión de banda ancha en áreas sin servicio, sub-atendidas o fuera del área metropolitana, a través de subvenciones para financiar una parte de los costos de despliegue de la infraestructura de banda ancha en estas comunidades.