Dean

Tras las múltiples controversias suscitadas recientemente por turistas extranjeros, el principal oficial ejecutivo de la organización de mercadeo de destino (DMO), Discover Puerto Rico, Brad Dean, aseguró que la caída en los precios de los pasajes aéreos a la Isla atrae a un grupo de turistas que no está acostumbrado a viajar responsablemente.

“Reconocemos que comercios, residentes locales y oficiales de gobierno han tenido señalamientos de incidentes con turistas que son inaceptables. Queremos que la gente venga y experimenten todo lo que tiene Puerto Rico para ofrecer, pero tienen que seguir las normas y los protocolos establecidos en la Isla”, expresó Dean.

La situación venía siendo denunciada desde el pasado mes de noviembre por la Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico.

En ese momento, el presidente de la organización, Joaquín Bolívar III, alertó sobre el cambio en el perfil de los turistas que, según entiende, no contribuyen a la recuperación de la industria.

Bolívar dejó claro que los boletos ida y vuelta a Puerto Rico a precios extremadamente bajos hacen el destino accesible a otro grupo de turistas, con una capacidad económica menor, que no se alojan en hospederías y que no gastan en experiencias, ya sean turísticas o gastronómicas.

“Estos viajeros vienen con un presupuesto limitado y no buscan quedarse en hoteles, consumir en las propiedades, ni en los restaurantes que les suplen servicio a los hoteles. No es que los pasajes baratos nos convierten en el destino del baratillo, pero no se ve el glamour que se veía antes en el perfil del viajero que nos visitaba. El impacto de estas visitas es menor”, había indicado previamente a este rotativo.

Como resultado de los altercados, el representante José Rivera Madera, presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara de Representantes, exigió a la Policía tomar acción inmediata para resolver el “descontrol” reportado en las zonas turísticas.

“En las últimas semanas hemos visto un descontrol total en el comportamiento de turistas que visitan. Peleas, agresiones a residentes, una total falta de respeto a la orden ejecutiva y a los protocolos dictaminados para prevenir los contagios y hasta gente a altas horas de la noche en Airbnb que no reconocen la autoridad en la Isla”, afirmó el representante.

Rivera describió la situación como “insostenible” e indicó que es necesario aplicar todo el peso de la ley a quienes violenten las normas establecidas en Puerto Rico. “No podemos seguir poniendo en riesgo la seguridad y salud de los residentes de Isla Verde, Condado y Viejo San Juan, ni a los miles de empleados que laboran en hoteles, paradores y restaurantes que rinden un excelente servicio a quienes nos visitan”, aseguró.

Con el planteamiento también coincidió Dean, quien considera que la única solución a la situación es un esfuerzo interagencial entre la CTPR, el DMO y la Policía para educar sobre las restricciones y protocolos de la orden ejecutiva vigente en la Isla y fortalecer el cumplimiento con la ley.

“Tenemos que asegurarnos de que el cumplimiento es una prioridad. La única manera de resolver este problema es obligar al cumplimiento de las leyes, los protocolos y restricciones impuestas que entendemos son razonables. El comportamiento de estos visitantes es decepcionante y no representa a quienes nos han visitado en el pasado”, agregó el ejecutivo.

 Dean aseguró que este no es necesariamente el público al que apela el mercadeo del DMO y que el segmento de viajeros al que se dirigen podría comenzar a visitar la Isla nuevamente más tarde en el año. Dijo que la organización se ha mantenido promoviendo a Puerto Rico como destino seguro para viajar “cuando sea el momento”.