Restaurantes

La nueva orden ejecutiva aumenta la capacidad de los restaurantes de 25% a 50%. >Archivo/EL VOCERO

Luego de anunciarse la más reciente orden ejecutiva para afrontar el Covid-19, la cual comenzó el pasado sábado y que permite a los restaurantes abrir los domingos, vender bebidas alcohólicas hasta el cierre de los establecimientos a las 10:00 p.m. y aumentar la capacidad de sus mesas de 25% a 50%, se observó una mejoría en la llegada de comensales durante el fin de semana.

“El movimiento de los clientes se vio de inmediato, fue un buen comienzo y el domingo fue un buen día en los restaurantes en general. Las terrazas están al 100% y los salones al 50%, con distancia entre las mesas de entre seis y nueve pies. La gente está saliendo a comer y ahora se puede dar su vinito o cerveza mientras cena. Antes los restaurantes estaban muriendo y cerrando con la venta de bebidas alcohólicas hasta las 7:00 p.m.”, declaró Ramón Leal, portavoz de la Asociación de Restaurantes (Asore).

Aunque el flujo de personas sigue aumentando, muchos clientes habituales se han quedado —por el momento— con la costumbre de ordenar alimentos preparados en su restaurante favorito y pasarlos a recoger, en vez de entrar y sentarse a la mesa dentro de las instalaciones.

“Hay muchos clientes que prefieren comer en su casa y trabajo, por lo que llaman para hacer su pedido y pasar a recogerlo. Muchos hasta comen en los carros. La tendencia en el aumento de comida para llevar se ha sostenido. Con el horario extendido y los domingos abiertos, hay más empleados de cocina, bartenders y meseros trabajando”, resaltó Leal.