Carla

La transición de la Compañía de Turismo de Puerto Rico (CTPR) a una oficina dentro del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC) —tal y como dispone la Ley 141 de 201—- podría concretarse en el primer trimestre del próximo año, señaló el titular de la agencia, Manuel Laboy.

En entrevista con EL VOCERO, Laboy sentenció que “la transición está avanzada” y que una vez se concrete la transición, la CTPR se encargará únicamente de gestionar el turismo interno, procurar un destino limpio y seguro, y fiscalizar las labores de la Organización de Mercadeo de Destino (DMO), Discover Puerto Rico.

“Lo que está transformando a la CTPR no es la reorganización, son otras leyes que le han quitado parte de sus gestiones principales. Su razón primordial era la promoción del destino en el exterior, que ahora lo hace el DMO. Ya no manejan la división de los juegos de azar porque se creó una comisión, ni manejan los incentivos turísticos porque pasaron al DDEC”, detalló el secretario.

Laboy mencionó, además, que el plan fiscal certificado para este año por la Junta de Control Fiscal también requiere que la CTPR le transfiera al DMO el manejo de las líneas aéreas. “Esto se tiene que hacer antes de que acabe el año... En el momento en que se legisló el DMO, la Comisión de Juegos y el nuevo Código de Incentivos, automáticamente transformaron la labor de la CTPR”, agregó.

Pese a los reclamos de la industria para que la CTPR mantenga su autonomía porque entienden que la consolidación podría afectar la recuperación del sector, Laboy sostuvo que la Ley 141 establece que la oficina mantendrá su autonomía y que no considera que la transición pueda tener un efecto negativo sobre la actividad turística.

Al reclamo se sumó la actual directora ejecutiva de la CTPR, Carla Campos, quien declaró previamente a EL VOCERO que es necesario replantear el rol que ocupa el turismo en la economía local e instó al gobierno central a priorizar la política pública enfocada en ayudar a la industria.

“Necesitamos una entidad gubernamental fuerte, dedicada y autónoma capaz de defender y recuperar al sector turístico. En este momento, por la crisis, necesitamos prestar especial atención al sector turístico y no menos”, afirmó la ejecutiva en entrevista con este rotativo.

No obstante, Laboy indicó que está confiado en que el nuevo andamiaje permitirá que el turismo pueda aportar más del 7% al Producto Interno Bruto (PIB). “Con esto podemos llegar al 15% o 20%. Todo esto ya estaba ocurriendo previo a la pandemia. En el 2019, en medio de una reorganización y todas las demás situaciones, el turismo registró los mejores números en cruceros y visitantes. No se puede decir que la transición afecta la actividad”, comentó.

Para que la CTPR se convierta finalmente en una oficina adscrita al DDEC, es necesario que Laboy someta una certificación a la Asamblea Legislativa y al nuevo gobernador donde indique que se cumplió con la transición correspondiente. El ejecutivo entiende que esto sucederá a finales del primer trimestre del próximo año.

“Antes de diciembre la junta de directores de Turismo tiene que aprobar una serie de medidas conforme al plan fiscal, la ley 141 y el Código de Incentivos. En paralelo se está trabajando lo que es el debido proceso para certificarlo. Ya para marzo y bajo la próxima administración se completará la transición”, agregó.

En cuanto a los 211 empleados de la CTPR, Laboy explicó que ya pasaron a ser parte del DDEC mediante destaque estatutario y que no se vislumbra una reducción del personal. Estos siguen laborando en las facilidades de la CTPR en el Viejo San Juan mientras se habilitan los nuevos espacios en el edificio del DDEC en Hato Rey.

 “Estos empleados pasan a la agencia de manera permanente. No requiere un acuerdo entre las agencias porque ya está establecido en ley. No hemos reinventado la rueda, pues esto mismo ha sucedido en el pasado. Ya son empleados oficiales del DDEC”, puntualizó el ejecutivo.